Diario Vasco

El PSOE ha perdido 11.000 afiliados desde el congreso de 2014

El censo del PSOE ha sufrido una merma considerable desde el congreso extraordinario de 2014 en el que Pedro Sánchez fue elegido secretario general. La cifra provisional ofrecida ayer por la gestora del partido a los responsables de las tres candidaturas en liza para las primarias es de 187.360 afiliados, es decir, 11.241 menos de los que pudieron votar entonces. Eso sí, buena parte de la caída corresponde al PSC, que de declarar un censo de 20.816 personas ha pasado a algo más de 14.000.

La tentación de utilizar estos datos como dardo contra la gestión de Sánchez es clara entre los afines a Díaz. Lo cierto es que resulta difícil achacar el descenso a episodios concretos porque el partido no ofrece un análisis pormenorizado de cómo han fluctuado las altas y bajas mes a mes o trimestre a trimestre. Pero la sangría viene de lejos. Entre 2012 y 2014, con Alfredo Pérez Rubalcaba al frente, en la formación se pasó de 216.952 militantes a 197.480, es decir, casi 19.000 menos.

Lo que sí es cierto es que desde la última vez que el PSOE hizo público su censo, en febrero de 2016, cuando Pedro Sánchez sometió a la decisión de las bases su pacto de investidura con Ciudadanos, las cosas no han cambiado mucho. La brecha es de apenas 2.000 personas. Es decir, que el año de las elecciones y del bloqueo político no ha pasado excesiva factura. O que, si lo hizo, la ilusión por votar en las primarias ha logrado revertirlo; pero, de nuevo, es imposible saberlo porque la gestora no detalla cuál ha sido la evolución.

En el equipo de Organización de la anterior ejecutiva, comandado por César Luena, defienden, en todo caso, que la cifra de 11.000 afiliados menos merece una matización. Resaltan que al PSC le ha llevado casi dos años hacer un proceso de depuración de su censo por el que ha ajustado enormemente unos datos a los que el PSOE no tiene acceso por sí mismo, al ser el catalán un partido autónomo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate