Menos metros a la hora de aterrizar en Hondarribia

La principal consecuencia del cambio en las dimensiones en la pista del aeropuerto de Hondarribia se notará cuando los pilotos aterricen en suelo guipuzcoano. Deberán finalizar su maniobra antes de los nuevos umbrales, que se han recortado 150 metros en cada extremo. Tal y como se aprecia en la imagen superior, la señalización, antes en el borde de la pista, se desplazado 150 metros hacia el interior.

Además, entre los trabajos que se han realizado, se ha modificado el Indicador de Trayectoria de Precisión -más conocido como PAPI por las siglas del término en inglés, Precision Approach Patch Indicator-. Se trata de un sistema de luces que se coloca a los costados de la pista de aterrizaje y despegue. Estas cajas de luces ofrecen una indicación visual de la posición de un avión sobre la trayectoria de aproximación asociado a una pista.

Fotos

Vídeos