Gipuzkoa se inundó en media hora

La zona de la plaza de los Fueros en Errenteria quedó inundada por el agua, y los comerciantes se afanaron para achicar el agua de sus establecimientos. / ARIZMENDI

Las fuertes lluvias provocaron numerosos incidentes y desalojos en una decena de municipios

A. S. JIMÉNEZ / I. VÁZQUEZSAN SEBASTIÁN.

No dio tiempo a reaccionar. La lluvia llegó ayer a Gipuzkoa sobre las seis de la tarde y en diez minutos inundó calles, plazas y locales. Una impresionante tromba de agua que provocó incidencias en localidades como Donostia, Zarautz, Azkoitia, Andoain, Errenteria y Hondarribia. La actuación más destacada tuvo lugar en Irun, donde la policía municipal tuvo que desalojar el centro cívico Palmera-Montero tras romperse una placa del tejado por donde se coló el agua, que anegó parte de la primera planta, la planta baja y un supermercado, informa Mari Jose Atienza. Se trata de un centro que abrió sus puertas en diciembre del año pasado. El Ayuntamiento anunció que permanecerá cerrado unos días.

La intensa lluvia provocó inundaciones y balsas en numerosas localidades guipuzcoanas. En Errenteria el agua cubrió las calles aledañas a la plaza de los Fueros, y llegó a entrar en algunos de los locales de la zona. Los trabajadores de Rosmi, una tienda dedicada a la confección de ropa de trabajo, trataban de achicar el agua que entraba en el interior. Sin embargo, el tráfico de los coches que circulaban por la calle generaba olas que volvían a inundar el local. «Habremos tenido unos 15 centímetros de agua», afirmó ayer a este periódico Cristina García, responsable del establecimiento. «Hemos visto que llovía mucho, pero de repente ha bajado todo el agua de otros barrios y se nos ha inundado todo», aseguró. Por suerte reaccionaron con rapidez y pudieron salvar todo el género del interior. «No se nos ha estropeado nada», señaló García. También se inundaron garajes en la zona de Pontika. «No sé si voy a poder sacar el coche», señalaba una vecina.

Los datos

40 avisos
recibieron los bomberos de San Sebastián. Realizaron una decena de intervenciones.
60 litros por metro cuadrado
cayeron ayer a lo largo de la tarde en Ereñozu, la máxima de toda Gipuzkoa.
35,8 litros por metro cuadrado
se registraron ayer por la tarde en Zarautz en una hora.
12 litros por metro cuadrado
se midieron ayer en Behobia en diez minutos.
29,9 grados
se registraron ayer en Ordizia. La temperatura más alta de Gipuzkoa.

Zarautz también sufrió incidencias causadas por las fuertes lluvias. Se produjeron inundaciones en el casco viejo, especialmente en las calles Herrikobarra y San Francisco, donde bajos comerciales y viviendas sufrieron la entrada de agua en portales y negocios, tal y como informó Juan Mari Zubiaurre. El paso inferior del ferrocarril en Bizkaia kalea también quedó anegado cerrando el paso al tráfico, aunque algunos atrevidos aprovecharon la piscina improvisada para darse un chapuzón. Asimismo, la zona del casco se quedó sin luz ya que el agua entró en los transformadores, y los bomberos tuvieron que desalojar a una persona de un aparcamiento tras desbordarse el río Olaa.

Cuarenta avisos en Donostia

En Donostia el agua cubrió calles y plazas de barrios como el Antiguo, la Parte Vieja y el Centro. Los bomberos recibieron 40 avisos por acumulación de agua en diferentes puntos y realizaron 10 intervenciones, la mayoría por pequeñas inundaciones en locales comerciales y garajes, además de achicar agua en diferentes calles. La circulación por la capital guipuzcoana se volvió complicada y provocó problemas en el tráfico, por lo que la guardia municipal tuvo que intervenir. El agua se coló también en las instalaciones de los polideportivos donostiarras de Pío Baroja, Egia y Zuhaizti, encharcando en este la zona del gimnasio.

Un centro cívico de Irun tuvo que ser desalojado tras inundarse por la rotura de una placa del tejado

Los bomberos de Donostia recibieron 40 avisos por acumulación de agua en diferentes puntos

En Andoain un árbol cayó en el barrio de Olagain, y en Hondarribia el río Jaizubia llegó a nivel amarillo, llegando a desbordarse en algunos puntos. Localidades como Azkoitia, Mutriku o Usurbil también sufrieron riadas provocadas por las fuertes lluvias. La borrasca también causó incidencias en las carreteras guipuzcoanas, aunque ninguna de gravedad. También se registraron desprendimientos en vías de Azkoitia y Zarautz.

Euskalmet tenía activado el aviso amarillo por lluvias desde las 15.00 horas hasta medianoche, y los registros realizados por sus estaciones meteorológicas reflejan la intensa tormenta que cayó en la tarde de ayer. En Donostia se midieron 17,7 litros por metro cuadrado en menos de 40 minutos, y casi la mitad cayeron en diez minutos. En una hora, cayeron 33,2 litros en Oiartzun, 30,4 en Behobia, 29,2 en Zarautz y 26,6 en Lasarte. La mayor cantidad de agua se midió en Ereñozu, donde cayeron más de 60 l/m2 durante la toda la tarde.

Tras el intenso chaparrón, las lluvias fueron remitiendo progresivamente. Los chubascos se mantuvieron a lo largo de la noche y también lo harán en las primeras horas de hoy, aunque con menor intensidad. El tiempo irá mejorando con el paso de las horas y por la tarde se abrirán algunos claros, quedando poco nuboso al final del día en muchos puntos del territorio. El día será algo otoñal, ya que el viento soplará de norte, dejando las temperaturas máximas en torno a los 18-20 grados.

Fotos

Vídeos