Diario Vasco

Una cuarta víctima relata abusos sexuales por parte de 'Kakux'

Arriba, captura del vídeo en el que la víctima cuenta su historia. Abajo, Munilla con Giménez Barriocanal.
Arriba, captura del vídeo en el que la víctima cuenta su historia. Abajo, Munilla con Giménez Barriocanal. / LOBO ALTUNA
  • Denuncia que los hechos ocurrieron cuando tenía catorce años y sostiene que «habrá más casos» de abusos del exvicario general

«Sufrí abusos sexuales en mi adolescencia por parte de 'Kakux'». Es la declaración de un hombre que asegura haber sido víctima de acoso por parte del exvicario general de Gipuzkoa Juan Cruz Mendizabal, cuando tenía 14 años. Un testimonio que se suma al de los dos jóvenes que fueron sometidos a «tocamientos deshonestos» por parte del clérigo y que provocaron que fuera condenado eclesiásticamente por la Diócesis de San Sebastián, y al de una tercera víctima que decidió denunciar lo ocurrido ante la Fiscalía. Ahora se trata de una cuarta persona que en declaraciones a EITB explica haber sufrido hechos similares durante «unos campamentos de verano».

El afectado, que ha querido preservar su anonimato y ha relatado su historia a través de una webcam, narra que en un principio «no supe cómo reaccionar». Al igual que el hombre de 36 años que acudió a la Fiscalía a denunciar abusos por parte de Mendizabal y que relató su historia el pasado mes de enero, esta cuarta víctima asegura que los hechos ocurrieron en unos campamentos de verano. «Con nosotros había más monitores y estoy convencidísimo de que si se hubiesen enterado, hubiesen hecho cualquier cosa», explica con rotundidad.

Se trata de un testimonio clave para que se haya podido destapar el primer caso de abusos sexuales en la Iglesia vasca. Al parecer, la historia de esta cuarta víctima fue el detonante para que los dos jóvenes que fueron sometidos a «tocamientos deshonestos» en 2001 y 2005 -entonces eran menores edad- dieran el paso para hacer público lo ocurrido, según explicaron en EITB. En una carta dirigida a los medios el 10 de enero, los dos denunciantes aseguraron que habían dado a conocer los hechos «al haber llegado a nuestros oídos otro posible caso». El obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, explicó entonces que este nuevo abuso no había podido ser confirmado. Pero el hombre ha hecho ahora público su testimonio. Al parecer, el caso existe.

La víctima que ha decidido contar su historia está convencida de que «habrá más casos» de abusos sexuales perpetrados por el exvicario general. En su relato, subraya que los supuestos abusos se llevaban a cabo «en un contexto que era muy fácil para eso y para que se repitieran una y otra vez». Recuerda que estaba «con niños que se duchaban, veía a chavales en traje de baño», unos actos que «en personas que no sean abusadoras son totalmente normales, pero en una persona como esta había una mirada sucia», explica en su relato.

Cara a cara con Mendizabal

Como consecuencia de los hechos de los que fue víctima, el hombre está siendo sometido a una terapia para intentar superar lo sucedido. Parte de la terapia consistía verse cara a cara con Juan Cruz Mendizabal. «Le dije 'tú hiciste esto y eres un sinvergüenza. Si te veo por la calle te das la vuelta'», explica. «Puse las cosas en su sitio, le dije que me había hecho mucho daño cuando era niño y que no lo haría de nuevo». Preguntado por la respuesta que tuvo 'Kakux', no contesta qué fue lo que le dijo. «Simplemente su reacción no me importó. Se lo preguntáis a él». Pasaron varios años hasta que se «enfrentó» a lo que le había pasado y decidió acudir a terapia: «Me di cuenta de que estaba afectando a mi vida, a mis relaciones sexuales».

Aunque las anteriores víctimas del exvicario general de Gipuzkoa decidieron dar el paso y denunciar los hechos tanto en la Iglesia como en la Fiscalía, este cuarto afectado no ha querido seguir por la misma línea. Asegura que «no me va a llevar a ningún sitio. Quiero una justicia que apoye a las personas que han podido estar en esta situación», declara. Los delitos por abusos sexuales a menores prescriben en un plazo de 5 a 10 años desde que la víctima ha alcanzado la mayoría de edad, como en el caso de este hombre. La víctima asimismo reclama «más herramientas» para poder detectar los abusos que se puedan perpetrar en el seno de la Iglesia.

En una comparecencia ante los medios que tenía prevista realizar antes de que se diera a conocer este cuarto testimonio, el obispo Munilla recordó ayer que habló «claro, suficiente y potente» en la rueda de prensa que ofreció el pasado 12 de enero tras conocerse los primeros casos de abusos sexuales y en la homilía que después ofreció en la Catedral del Buen Pastor de la capital guipuzcoana. «Nuestra transparencia en este tema es total y completa», aseguró.

En este sentido, una vez más el prelado donostiarra pidió «a quien pueda verse afectado» que «vaya a sede judicial y que así lo manifieste allí». Además, anunció que «si en algún caso hubiera algo más que comunicar y que dar a conocer» lo harán, pero «en este momento eso es suficiente».

Al prelado también se le preguntó sobre el segundo proceso canónico anunciado contra Mendizabal por el caso del hombre de 36 años que denuncio los hechos ante la Fiscalía de Gipuzkoa. Así, Munilla afirmó que «obviamente cuando la Iglesia pone las cosas en marcha no se queda paralizada» y, por tanto, «se ha puesto en marcha», pero aún no ha finalizado, porque «estas cosas son largas».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate