Diario Vasco

Policlínica como punta de lanza de la empresa en el País Vasco y Navarra

Policlínica Gipuzkoa es el centro de referencia y el que registra un mejor comportamiento desde el punto de vista de los resultados económicos de Quirónsalud en Euskadi, donde el grupo cuenta con distintos hospitales y centros médicos.

Esta punta de lanza de la firma que ha captado la atención del gigante alemán Fresenius Helios pasó a manos de IDC Salud en 2015 en una operación valorada en unos 40 millones de euros; una transacción que supuso una suerte de colofón a una serie de movimientos corporativos en la sanidad privada de Gipuzkoa que incluyeron también el cierre de la Clínica Vírgen del Pilar.

Tras una ligera reordenación a la llegada de Quirónsalud, Policlínica concentró toda la actividad de cirugía, mientras el antiguo Hospital Martín Santos mantuvo las consultas de especialidades y el servicio de urgencias diurno.

Quirónsalud cuenta con unos 400 profesionales repartidos en sus distintos centros del territorio, que son, junto a Policlínica, el Hospital de Día Quirónsalud Donostia, el centro de resonancias magnéticas de Irun y el Centro Médico Policlínica Gipuzkoa de Eibar.

La facturación de la nueva joya de la corona alemana en España en territorio guipuzcoano se acerca a los 50 millones de euros anuales, de los que más de 40 provienen de Policlínica.

En el resto de Euskadi, el grupo hasta ahora controlado por CVC Capital Partners tiene un hospital en Vitoria, otro en Erandio y un centro médico en el corazón de Bilbao.

La plantilla de Quirónsalud en el País Vasco ronda las 1.600 personas que, a su vez, atienden a unos 5.000 pacientes al día de media a lo largo de cada año. En el ejercicio pasado, la facturación (las ventas) del conjunto de los centros del grupo sanitario ascendió en Euskadi a unos 90 millones de euros. Cabe recordar que aunque en la vecina Navarra no existan hospitales bajo la enseña de Quirónsalud, sí que hay un reconocido centro de reproducción asistida.