Hengelbrock: «La interpretación de piezas más antiguas ofrece mayor libertad»

El director alemán fue una de las revelaciones de la última edición de la Quincena con su 'Pastoral', de Beethoven.
El director alemán fue una de las revelaciones de la última edición de la Quincena con su 'Pastoral', de Beethoven. / FLORENCE GRANDIDIER
Thomas Hengelbrock, director de orquesta

Vuelve hoy al Kursaal para dirigir al Coro y Ensemble Balthasar-Neumann obras de Schubert y Beethoven

MARÍA JOSÉ CANOSAN SEBASTIÁN.

El director de orquesta, violinista y musicólogo alemán Thomas Hengelbrock (Wilhelmshaven, 1958) fue una de las grandes revelaciones de la pasada edición de la Quincena, en la que ofreció una atípica 'Pastoral' de Beethoven y la 'Misa en si bemol mayor, Armonía' de Haydn. Este año vuelve con las dos agrupaciones que fundó y lidera, el Coro y el Ensemble Balthasar-Neumann, para mostrarnos su visión de la conocida 'Incompleta' de Schubert y su 'Stabat Mater', así como la 'Misa en do mayor, op. 86' de Beethoven, una obra que será un descubrimiento para el público de Donostia.

- ¿Qué recuerdo tiene de su visita del año pasado?

- ¡Fue una gran experiencia y un gran concierto! El público fue muy agradable y mostró mucho interés. A nosotros nos encanta tocar para personas que están interesadas en la música. Por eso estamos muy contentos de volver. Y también por el equipo de la Quincena Musical. Todos los que trabajan aquí son muy amables y tienes la sensación de que somos muy respetados por nuestro trabajo, algo que desgraciadamente no es normal en nuestro mundo.

- Este año vuelve a ofrecer música de Beethoven, pero frente a su conocida 'Pastoral', ha optado por una obra menos popular, la 'Misa en do mayor, op. 86'.

- Es una obra muy interesante y no muy común. En el tiempo que Beethoven escribió esta Misa estaba dudando sobe su fe y no creía en Dios. Así que la obra habla de divinidad en lugar de Dios. La composición refleja una comprensión bastante moderna de la religión.

- ¿Por qué se interpreta tan pocas veces?

- La verdad, no sé por qué se interpreta tan pocas veces. Quizá sea porque todo el mundo escoge la 'Misa Solemnis' de Beethoven. En cualquier caso, estoy seguro de que el público entenderá inmediatamente la importancia de esta pieza única.

- Ofrecerán también el brevísimo 'Stabat Mater' de Schubert. ¿Cómo consigue el autor emocionar en una composición que no llega a los diez minutos?

- Este 'Stabat Mater' ofrece una belleza melódica combinada con colores armónicos que se rompen ya en los primeros compases. Por eso es una composición que no necesita de una gran longitud para tocar las emociones profundas de la gente.

Schubert compuso una pieza con sólo cuatro de los veinte versos del 'Stabat Mater'. El tipo de composición sin ornamentos y homófona tiene una alta pungencia que se adapta al doloroso contenido del texto de una manera perfecta, puesto que el 'Stabat Mater' es una pieza sobre el dolor de una madre ante su hijo crucificado.

- ¿Vamos a tener sorpresas también con su interpretación de esta sinfonía como el año pasado con la 'Pastoral'? ¿Cuáles son, en su opinión, las claves de una buena lectura de esta obra?

- La clave es el estudio de la partitura y de todas las fuentes históricas. Necesitas conocer lo que Schubert estaba sintiendo y pensando en el momento en que estaba componiendo para saber realmente cómo interpretar la pieza.

- Usted es aclamado por sus imaginativas lecturas. ¿Diría que son tan rompedoras porque su objetivo es interpretar música de cualquier época con criterios historicistas?

- Sí, por supuesto. Respetar la idea y las circunstancias, así como el fondo del compositor, nos conduce al contenido profundo de cualquier obra. También se puede interpretar de forma completamente diferente y hacer grandes conciertos, pero yo estoy seguro de que respetar la idea original del compositor siempre enriquece las composiciones.

«Con los Balthasar-Neumann nunca hay rutina ni mal ambiente»

«La 'Misa en do mayor' de Beethoven refleja una comprensión bastante moderna de la religión»

- Tengo entendido que su preocupación como intérprete es averiguar lo que quería el compositor. ¿Hasta qué punto se puede tener la certeza de ser respetuoso con sus deseos?

- Nunca podemos estar absolutamente seguros de cumplir con la intención del compositor, pero si tratamos de entender el contexto de la génesis de la pieza seremos respetuosos. Intentamos contestar a cuestiones como cuál fue su idea, qué objetivo tenía o qué efecto quería lograr.

- ¿No le daría mayor seguridad trabajar música contemporánea junto con sus creadores?

- A mí también me encanta trabajar con compositores contemporáneos y he hecho muchas primeras lecturas de obras. Cuando es así, se puede trabajar junto con el compositor y obtener una información directa sobre la intención y el contenido de la obra. Me encanta este trabajo, pero por otro lado, la interpretación de piezas más antiguas ofrece una mayor libertad. Ambas formas son fascinantes y satisfactorias ¡No quiero elegir solo una de ellas!

- Aunque trabaja con muchas otras agrupaciones como director invitado, acostumbra a realizar la mayoría de los proyectos con los Balthasar-Neumann. ¿Por qué?

- Porque los fundé para hacer música con ellos. He creado un coro y un ensemble con los que siempre puedo trabajar con fantásticos músicos y esto es realmente único. Los músicos provienen de alrededor de quince países diferentes del mundo dispuestos a pasar un intenso y duro tiempo de trabajo juntos para crear conciertos de alta calidad y vivir momentos especiales. Nunca hay rutina ni mal ambiente, estamos todos emocionados, mantenemos la curiosidad y compartimos nuestra pasión.

- ¿Qué le aporta entonces dirigir a otras agrupaciones?

- Es interesante conocer a otras orquestas y músicos y ser capaz de llevar a cabo un repertorio completamente diferente. No estoy seguro de si es importante, pero tengo curiosidad por el mundo, y por eso me gusta trabajar con otras orquestas de alto nivel. Por ejemplo, fundé un proyecto en La Habana y estoy trabajando allí regularmente. Tienen una manera muy diferente a la nuestra de investigar nuevas obras.

- ¿Y qué cree que puede aportar usted a un conjunto con el que trabaja un programa durante un tiempo limitado?

- Puedo acercarles la idea de nuestra forma de trabajar en los Balthasar-Neumann con toda la información de fondo y la pasión que ya he explicado. Además puedo crear momentos en los que se acercan realmente al contenido interior de una obra y tocan sus almas.

- Es de los pocos directores que ha dirigido la escena en producciones de ópera y acostumbra a abordar proyectos escénicos multidisciplinares. ¿Le enriquece trabajar con artistas de otros ámbitos?

- Sí, por supuesto. Estoy muy interesado y convencido de la interdependencia de varias artes. Interpretar algo a través de diferentes maneras (música, escena, teatro...) es algo que realmente me gusta y que hace que una obra sea rica y creativa. El momento en que estas diferentes artes se enriquecen mutuamente se desarrolla algo nuevo. Esto es fascinante.

- ¿Qué le gustaría hacer que aún no ha podido?

- ¿La verdad? Vacaciones.

Fotos

Vídeos