Diario Vasco

Ir a La Scala sin salir de Donostia

Las colas fueron continuas ayer por la mañana en el Príncipe para comprar los abonos de la nueva temporada de ópera.
Las colas fueron continuas ayer por la mañana en el Príncipe para comprar los abonos de la nueva temporada de ópera. / USOZ
  • Los aficionados llenan los cines para seguir las óperas de los grandes teatros

  • Se ha convertido en un fenómeno: el público abarrota el Príncipe y el Trueba para contemplar las funciones en directo. Lo próximo, teatro desde el Globe de Londres

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 90%

Viste tu cama con diseños originales

Hasta 70%

Abrígate este invierno con estilo

Hasta 80%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 80%

Calzado técnico running y trail para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Accesorios imprescindibles para tu día a día

Hasta 70%

¡Moda chic y casual a precios increíbles!

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Sea cual sea tu estilo hay una chaqueta de piel para ti

Hasta 70%

Renueva tus básicos y luce piernas esta temporada

Hasta 80%

Decora y protege tu sofá con fundas de calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Textura y suavidad en textil de baño

Las mejores marcas a los mejores precios

Nueva colección de botas, botines y australianas

Hasta 80%

Desplázate con la mejor tecnología

Hasta 70%

Bolsos y complementos de piel

Hasta 80%

La marca de moda en exclusiva para ti

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Calzado de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

Las colas volvieron ayer ante la taquilla de los cines Príncipe. El público no buscaba entradas para 'La La Land', el éxito que llega el viernes a las pantallas, sino para la 'Madame Butterfly' de la Royal Opera House o el 'Rigoletto' del Liceo de Barcelona. Los aficionados pueden asistir en directo a los grandes estrenos de La Scala de Milán o el Met de Nueva York sin salir de Donostia.

Es el nuevo fenómeno que se ha asentado entre los melómanos guipuzcoanos. Comenzó tímidamente hace ocho años, como un experimento, y se ha consolidado como una gran cita musical. En la última temporada, por ejemplo, se vendieron casi 7.000 localidades entre los cines Príncipe y Trueba para seguir las temporadas de ópera. «Y se venderían más si abriésemos más salas, pero tenemos que compaginar estos nuevos usos con la programación cinematográfica habitual», explica Coro Odriozola, gerente de la Sade, empresa que promueve la iniciativa de Musiclasic.

Los cines ya no son solo para el cine. Además del éxito de la clásica y de las retransmisiones de ballet, los documentales sobre grandes pintores y museos llenan también el Trueba. «Hubo días, como el de El Bosco, que se abarrotaron las dos salas y tuvimos que programar otro día. Pronto habrá más», afirma Coro Odriozola.

El próximo reto es retransmitir representaciones teatrales de Shakespeare desde el legendario Globe de Londres. «Ahora, distintos exhibidores españoles estamos intentado que se subtitulen las obras en castellano para ofrecerlas así a nuestro público», agrega la responsable de la Sade.

El mito Jonas Kaufmann

Los avances tecnológicos permiten que las funciones de los grandes templos puedan seguirse en directo, con alta calidad de imagen y sonido, desde salas de cine de todo el mundo. «El público vive la velada como si estuviese 'dentro' del propio teatro», dice Coro Odriozola. «El día que abre la temporada La Scala, por ejemplo, se ve desde el cine la llegada al coso de autoridades o espectadores y luego se sigue la función como si se estuviese en el patio de butacas».

¿Con la misma actitud? «Sí, hay señoras que van a la peluquería el día de la función, y hasta en la forma de vestir se distingue a quien viene a la ópera del que va al cine», relata la gerente de la Sade. «En la sala hay un silencio total, como en el propio teatro, y en los descansos hay quien aprovecha para acercarse hasta la Parte Vieja a tomar algo, pero la mayoría se queda en nuestro ambigú. Esos días cambiamos las tradicionales palomitas por pintxos o bocadillitos para nuestros melómanos». Odriozola reconoce que el público «es mayoritariamente maduro», aunque se va notando también la entrada de espectadores más jóvenes.

«Es un público que sabe valorar la calidad, que disfruta y que tiene ya sus propios mitos: por ejemplo, cada vez que sale en el reparto el tenor alemán Jonas Kaufmann, las salas se llenan. Tiene aquí una legión de seguidores... y sobre todo de seguidoras», dice Coro Odriozola con una sonrisa.

Llega 'Il Trovatore'

En realidad son dos los ciclos que se programan en San Sebastián. Uno, radicado en los Trueba, incluye la temporada del Metropolitan de Nueva York. Sus abonos se agotan pronto, cuando salen a la venta en septiembre, aunque también se venden luego entradas sueltas.

El otro ciclo es en el Príncipe y recoge retransmisiones de otros grandes cosos del mundo, desde el Real o el Liceo hasta la ópera de París o Salzburgo. Esta programación se vende en dos temporadas, y ayer, día en que salía a la venta el abono hasta el verano, las entradas se adquirieron a «excelente ritmo».

La sala 7 del Príncipe, con sus 270 butacas de aforo, se llena en buena parte de las funciones, al igual que la sala 1 del Trueba, con sus 163 localidades. Y hay días en que se abren otras salas para acoger la demanda. Las próximas citas son 'Romeo y Julieta' desde el Met de Nueva York, el 21 de enero, en el Trueba y con las entradas agotadas, y 'Il Trovatore', en el Príncipe el martes 31 de enero, desde The Royal Opera House. La última del Príncipe, un 'Otello' el 28 de junio.

Y todo sin salir de Donostia. Es la 'otra' temporada de ópera.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate