Gran espectáculo en el festival por el V aniversario de la orquesta SuBerri

SuBerri. La orquesta dirigida por Elías Goikouria interpretando 'Bohemian Rapshody'.
/FOTOS TXEMA
SuBerri. La orquesta dirigida por Elías Goikouria interpretando 'Bohemian Rapshody'. / FOTOS TXEMA

El público, que llenó la Kultur Etxea, disfrutó con la actuación de los diferentes grupos

TXEMA VALLÉS LASARTE-ORIA.

La orquesta de acordeones SuBerri cumplió su V aniversario con un destacado festival que tuvo lugar el pasado fin de semana en el auditorio de la Manuel Lekuona Kultur Etxea. Con el aforo, prácticamente lleno, primero de los objetivos cumplidos, esta orquesta nacida de la escisión de Zero Sette, y bajo la dirección de Elías Goikouria, reunió a gran parte de los grupos culturales locales.

El propio Goikouria realizaba ayer un balance totalmente «positivo», de lo que fue el espectáculo celebrado en la Kultur Etxea. «Estamos muy satisfechos de cómo fue el festival. Estamos muy agradecidos a todos los componentes de los grupos participantes. Gracias a ellos salió un espectáculo totalmente redondo. Y qué decir del público asistente, que llenó prácticamente el aforo y disfrutó, a tenor de los sonoros aplausos, de una actuación bastante amena, ya que se tocaron muchos géneros artísticos. Agradecer, también a antiguos componentes de la orquesta, que quisieron estar presentes en este festival tan especial para nosotros».

La presentación corrió a cargo de Lucia De la Fuente, esposa de Elías Goikouria, que dio paso a la orquesta SuBerri, que durante más de una hora y cuarto permaneció sobre el escenario actuando con los diferentes grupos invitados. El Agurra inicial correspondió a una pareja femenina de Erketz, que dio paso a la orquesta que interpretó el blues 'Blussette', y dieron paso a las bailarinas de Amaia González que acompañaron con el bals 'Marquerade'. Amaia y su pareja de baile Joxe Mari Orbegozo, también participaron.

'El Caserío' de Guridi, con Erketz, dio paso a 'Baile' de Luis Alonso, con el grupo de bailes andaluces Zambra, que hicieron partícipes al coro Semblante Rociero, con José Pérez Acosta ya restablecido, al frente, en la interpretación de 'San Sebastián' su obra por sevillanas.

La coral Alboka Abesbatza tuvo su momento para interpretar la obra de Ansorena 'Berne egin nahi dugu', y dejar su protagonismo a SuBerri que ofreció 'Ave venum' de Jenkins antes de dar paso al saxofonista Ramón Irizar, con el que tocaron 'S Wonderful' e invitar a excomponentes a subir al escenario para interpretar 'Bohemian Rapshody'.

La parte final correspondió al grupo de Amaia González que interpretaron el baile de 'Viva la vida' y dieron relevo a Kukuka, que por primera vez actuaban con esta orquesta, y bailaron un fandango de Ansorena. La sorpresa vino cuando un trío de la orquesta dedicó varios bertsos a su director, que concluyó recibiendo un obsequio (figura de un director y los bertsos dedicados). La ovación final y un lunch para los protagonistas, fue el colofón final.

Fotos

Vídeos