'Volar', dirigida por Bertha Gaztelumendi, se proyecta mañana en Palmera Montero

Bertha Gaztelumendi acompañada por parte del equipo de la película, en el Zinemaldia./
Bertha Gaztelumendi acompañada por parte del equipo de la película, en el Zinemaldia.

Gaurko Andreak organiza la actividad, que incluirá un coloquio con dos de las protagonistas de este documental sobre supervivientes de la violencia de género

J. OCHOTECOIRUN.

Una arquitecta, una profesora de universidad, una empleada de limpieza, una secretaria, una profesora de castellano, una historiadora, una cuidadora de personas mayores, una estudiante y una mujer dedicada al voluntariado. Son las protagonistas de 'Volar', mujeres diferentes pero con algo en común: todas ellas son supervivientes de la violencia de género y narran, en la película documental firmada por la hondarribitarra Bertha Gaztelumendi, su experiencia. Son nueve historias con nombre propio: los de Nerea del Campo, Ane Etxebarria, África Fernández, Ainhoa Malaxetxebarria, Inma Mata, Leticia Martínez-Alcocer de la Torre, Arrate Ramírez, Débora Saavedra y Raquel Solórzano.

Gaurko Andreak Berdintasunaren Aldeko Elkartea, en colaboración con Emakunde, ha organizado una proyección de 'Volar' en Irun: tras su estreno en el Zinemaldia de Donostia, la película podrá verse mañana jueves, día 26, a las 19.00 en el Centro Palmera Montero.

Bertha Gaztelumendi explica que el documental es iniciativa de las propias protagonistas que, tras un «proceso de reparación a víctimas de violencia de género», decidieron contar sus vivencias y experiencias. Ellas mismas llegaron a la conclusión de que «la sociedad tiene que saber, implicarse para poder avanzar estos comportamientos». Para ello, se optó por crear este documental «y nos pusimos manos a la obra, a partir de todos esos mensajes que habían elaborado entre todas y cada una de ellas». Porque «hay muchas cosas en común sobre la violencia de género, pero también existen vivencias únicas y personales», explica la directora de 'Volar'.

La diversidad de los perfiles de las protagonistas contribuye a desterrar ese tópico de que existe un perfil común de mujer maltratada: «la violencia de género no tiene que ver ni con la clase social, ni con el carácter ni con el origen». Bertha Gaztelumendi destacó «la implicación» de las protagonistas: «no es fácil contar algo tan íntimo que ocurre en tu espacio familiar y que durante muchos años se ha silenciado. Son unas titanes en ese sentido, y muy generosas por querer compartirlo con la sociedad». Además de contar sus historias, con este documental quieren «que las mujeres que puedan estar en un proceso parecido se sientan arropadas y tengan ánimos para salir de ello y vivir mejor».

Dos de las propias protagonistas, Nerea Del Campo y Raquel Solórzano, participarán en una mesa redonda que tendrá lugar tras la proyección de mañana.

Fotos

Vídeos