El 10% de los vascos tiene dificultades para pagar los gastos de energía

José Antonio Santano y Manuel Lezertua, instantes antes del inicio de la jornada en Ficoba. / F. DE LA HERA
José Antonio Santano y Manuel Lezertua, instantes antes del inicio de la jornada en Ficoba. / F. DE LA HERA

El alcalde y el Ararteko inauguraron la jornada sobre pobreza energética que se celebró en Ficoba

JOANA OCHOTECO IRUN.

El alcalde de Irun, José Antonio Santano, y el Ararteko, Manuel Lezertua, inauguraron ayer en Ficoba la jornada 'La pobreza energética en Euskadi: medidas y buenas prácticas'. El programa de ponencias, que se celebró durante todo el día, tenía por objetivo «profundizar en el conocimiento del fenómeno de la pobreza energética y presentar y debatir las diferentes medidas y experiencias que se están adoptando para dar respuesta a esta problemática», explicó el Ararteko.

Manuel Lezertua destacó también la promoción de la «cooperación interinstitucional» como uno de los ejes de la jornada. Diferentes ponentes debatieron en torno a la pobreza energética y las medidas que se han implementado para tratar de solventar la problemática, así como sobre «la responsabilidad social de las empresas». El Ararteko recordó que su institución presentó el año pasado «una recomendación general que se titula 'Bases para el debate social sobre la pobreza energética en Euskadi'».

En dicho documento se plantea a las administraciones vascas «una serie de propuestas para que añadan a las políticas públicas e iniciativas sociales ya existentes el objetivo de reducir y paliar los efectos de este fenómeno, que afecta a miles de ciudadanos de nuestra comunidad». Manuel Lezertua ofreció algunos datos: «un 7% de los vascos no consiguen mantener el calor suficiente en sus hogares para poder vivir con dignidad; y un 10% tienen dificultades para poder pagar los gastos de energía que se generan en sus viviendas».

«Algunos ayuntamientos han dado pasos importantes incluso antes de que el Ararteko realizara estas recomendaciones. Irun ha sido uno de ellos», recordó Lezertua. Junto con ciudades como Donostia, Bilbao o Gasteiz, «han tomado medidas pioneras respecto a las consecuencias más inaceptables de la pobreza energética».

Por su parte, José Antonio Santano subrayó «la importancia» del tema que se debatió ayer en Ficoba. «Una sociedad del bienestar en esta Europa del siglo XXI no puede permitirse que haya ciudadanos que vean interrumpido el suministro de energía eléctrica por razones económicas». No obstante, el alcalde recordó que «es de justicia reconocer que muchos ayuntamientos, entre ellos nosotros, llevamos tiempo trabajando para que estas situaciones no se produzcan». En el caso de Irun, «el Ayuntamiento ha firmado acuerdos con Iberdrola y EDP, y vamos a firmar algunos más, con el objetivo de que esos cortes de energía eléctrica no se produzcan cuando son por razones económicas». Asimismo, Santano añadió que «la política que tenemos orientada desde el ámbito de servicios sociales va en esa dirección desde hace tiempo».

Especialmente en estos temas «de calado social, tenemos que esforzarnos para que la distancia entre las instituciones y los ciudadanos se estreche». Más aún, señaló el alcalde, «en el ámbito municipal. La primera puerta a la que llama una persona cuando hay un problema es la del Ayuntamiento. Y ahí estaremos intentando resolver los problemas del día a día de las personas», concluyó Santano.

Fotos

Vídeos