Solidaridad irunesa con Cataluña

Movilización silenciosa. Participantes en la concentración celebrada ayer a mediodía en la plaza de San Juan.
Movilización silenciosa. Participantes en la concentración celebrada ayer a mediodía en la plaza de San Juan. / F. DE LA HERA

La plaza de San Juan acogió ayer la concentración silenciosa de condena de los atentados y en apoyo de las víctimas

MARÍA JOSÉ ATIENZA IRUN.

El Ayuntamiento de Irun se sumó ayer en coordinación con la Asociación de Municipios Vascos Eudel, a la convocatoria de concentración ante los edificios consistoriales, para condenar los atentados yihadistas de Barcelona y Cambrils y en solidaridad con las víctimas. Poco antes de las doce del mediodía, bajo los paraguas y con la vista puesta en las banderas del Ayuntamiento a media asta, varios cientos de personas se acercaron a la plaza de San Juan para secundar la convocatoria. Los participantes en la movilización guardaron cinco minutos de silencio, roto al finalizar por un fuerte aplauso que expresaba la solidaridad con las víctimas de los atentados.

«Un sinsentido»

A la concentración asistieron el alcalde de Irun, José Antonio Santano, y miembros de todos los grupos políticos con representación municipal. También estuvo presente el alcalde de Hendaya, Kotte Ezenarro, quien quiso expresar sus condolencias y apoyo a las víctimas, apenas un año después de que su país viviera otro terrible atropello masivo: el que segó la vida de 86 personas e hirió a más de 400 en el paseo marítimo de Niza.

Una vez concluida la movilización, y en declaraciones a los medios, el alcalde de Irun, señalaba que «desde Irun nos hemos sumado a esta convocatoria para expresar nuestra condena más rotunda de estos atentados, una vez más. Hemos querido trasladar nuestra solidaridad, cercanía y apoyo a la ciudad de Barcelona y a toda Cataluña. Lo que ha pasado es un sinsentido que nos afecta a todos y que hay que combatir serenamente y con toda la fuerza de una Europa unida».

Algunas de las personas participantes en la concentración depositaron flores y encendieron velas en el centro de la plaza de San Juan, en memoria de los fallecidos en los brutales atentados. «Es terrible», comentaba uno de los asistentes. «Todos los atentados son terribles, pero éste nos ha tocado muy de cerca, porque todos tenemos algún amigo o algún familiar que vive en Barcelona o que está ahora allí de vacaciones. Yo mismo estuve allí a finales de julio. Es una locura, una lotería».

Fotos

Vídeos