Palabras y hechos indican «una apuesta firme» del Ministerio de Fomento

Tras la firma del Protocolo por parte de todas las instituciones en 2011, la regeneración ferroviaria de Irun esperó su momento por muchos años. Pero aquel documento no cayó en saco roto. «Vamos a desarrollar aquel Protocolo», afirmó De la Serna. «Es una apuesta firme. No vamos a plantear objetivos que no podamos cumplir, pero vamos a ser ambiciosos», dijo. Llenó su discurso de expresiones como «cuanto antes», «inmediatamente», «lo más rápido posible», y el compromiso de destinar las plusvalías generadas en Irun a financiar el proyecto en la ciudad aleja el temor de que la futura estación se frene por falta de presupuesto.

Sus palabras y promesas llegaron avaladas por hechos. El más claro, que la desafectación que se esperaba para octubre, no sólo no se ha retrasado sino que se ha adelantado. Dos días después el propio ministro ha entregado al resto de instituciones el convenio, siguiente paso en el procedimiento. «El ministerio está cumpliendo sus compromisos incluso por encima de nuestras expectativas», valoró Santano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos