La Asociación Belenista de Gipuzkoa vuelve al Amaia con su exposición navideña

Diorama de la visita de los Reyes Magos a Herodes.
/F. DE LA HERA
Diorama de la visita de los Reyes Magos a Herodes. / F. DE LA HERA

La misma sala acoge la muestra popular de Olentzeros y Belenes organizada por el Ayuntamiento

M. J. A. IRUN.

El Centro Cultural Amaia acoge hasta el próximo día 4 de enero la tradicional Exposición de Olen-tzeros y Belenes. Al igual que en ediciones anteriores, esta muestra navideña está dividida en dos secciones diferentes: la popular y la artística. La primera reúne los belenes y olentzeros presentados por vecinos de Irun, jóvenes y mayores, a la convocatoria realizada por el Ayuntamiento, mientras que la segunda es la tradicional muestra instalada por la Asociación Belenista de Guipuzkoa.

Desde hace varios años, la citada asociación se mantiene fiel a su cita navideña con Irun. Gracias a esta visita, el público irundarra puede contemplar, año tras año, algunas de las obras realizadas por miembros del colectivo guipuzcoano, que son verdaderos artistas.

Exposición. Belenes y Olentzeros. Está dividida en dos secciones
popular (reúne los olentzeros y belenes presentados a la convocatoria del Ayuntamiento) y artística (dioramas y nacimientos realizados por los socios de la Asociación Belenista de Gipuzkoa).
Sala
Centro Cultural Amaia (entrada por la calle López de Becerra).
Fechas y horarios
Hasta el 4 de enero, en horario de 18.00 a 21.00, de martes a sábado y de 11.30 a 13.30, el domingo. La sala estará cerrada los días 31 de diciembre y 1 de enero.

En esta ocasión, se han instalado seis dioramas, un belén vasco y el llamado 'Nacimiento de la Diputación', una preciosa obra de mayores dimensiones, que la asociación ha colocado al fondo de la sala de exposiciones del Centro Cultural Amaia.

Los dioramas son ventanas a través de las cuales el público puede contemplar diferentes escenas de la Historia Sagrada, reproducidas por los belenistas con mucho trabajo y paciencia. La Anunciación y la Adoración de los pastores, la visita de los Reyes a Herodes o el Nacimiento de Jesús son algunos de los fragmentos propios de la Navidad que pueden verse en la exposición de este año. A ellos se suma una escena de la infancia de Jesús, en la que aparece la Virgen bañando a su hijo en un barreño.

Todos los dioramas destacan por la delicadeza de sus figuras y por el detalle con el que están realizadas las casas, los talleres y obradores y los pesebres, fuentes y abrevaderos. Además, una cuidada iluminación acompaña y da vida a todas las escenas expuestas. A través del dominio de materiales como el poliestileno y la pintura y de herramientas como el lápiz, los pinceles, el cuter y el soldador, los belenistas son capaces de contar todas las historias que pueden verse estos días en el Amaia.

Al fondo de la sala, la asociación ha instalado el llamado 'Nacimiento de Diputación', un belén vasco de grandes dimensiones, que llama la atención por su belleza y detalle. Además de la Sagrada Familia, este nacimiento reproduce un pueblo entero, con sus campos de labranza y sus metas y huertas, así como una ermita, una regata y un molino.

La muestra puede visitarse hasta el 4 de enero, en horario de 18.00 a 21.00, de martes a sábado y de 11.30 a 13.30, los domingos. La sala estará cerrada los días 31 de diciembre y 1 de enero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos