La antigua estación de San Miguel del Tren Txikito será objeto de obras de conservación

I.M. IRUN.

En una de sus últimas decisiones del año, la Junta de Gobierno Local ha aprobado esta semana el proyecto técnico que guiará las obras de conservación para evitar que se acabe derrumbando lo que queda de la estación de San Miguel, que en su día daba servicio a la línea ferroviaria del Bidasoa, conocida como Tren Txikito. Esta estación, ubicada entre Behobia y Endarlatsa, en uno de los meandros del río Bidasoa, se encuentra en muy mal estado, se ha desplomado parte de su cubierte y padece otras deficiencias estructurales que ponen en riesgo su continuidad. «Se trata, básicamente, de colocar un nuevo tejado y recuperar los forjados y las plantas que han desaparecido con el paso del tiempo», informó la delegada de Obras, Cristina Laborda.

Se espera que en un futuro se redacte un proyecto más ambicioso para restaurar el inmueble y habilitarlo para algún uso. Aún no se ha determinado cuál, pero dado que junto al edificio hay a una zona de rápidos del río Bidasoa que se encuentra balizada con puertas para entrenamientos y competiciones de aguas bravas, parece que pudiera destinarse a un fin relacionado con esta actividad. Mientras tanto, la Junta de Gobierno ha sacado a concurso público esta actuación más básica de pura conservación con un presupuesto máximo de prácticamente 95.000 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos