Anaka renueva su saneamiento

Sin zanjas. Operarios de Servicios de Txingudi trabajan en la renovación del colector de la calle Infanta Eulalia. /  FOTOS F. DE LA HERA
Sin zanjas. Operarios de Servicios de Txingudi trabajan en la renovación del colector de la calle Infanta Eulalia. / FOTOS F. DE LA HERA

Los colectores, que estaban deteriorados, se están rehabilitando con una tecnología sin zanja que reduce al mínimo las afecciones a los vecinos Servicios de Txingudi invierte 150.000 euros en las conducciones de la zona de villas

MARÍA JOSÉ ATIENZA IRUN.

A veces, las inversiones urbanas que no lucen a simple vista son las más onerosas y las que procuran una mayor calidad de vida a los vecinos. Es el caso de la renovación de las conducciones de saneamiento de la zona de villas de Anaka, que Servicios de Txingudi está llevando a cabo estas semanas. La rehabilitación de los colectores de las calles Rey Fernando, Infanta Eulalia y Reina Fabiola, además de actuaciones puntuales en Misionero Lekuona y Baskoi, cuenta con un presupuesto cercano a los 150.000 euros y está considerada de «prioridad alta» en el Plan de Inversiones 2025 de la mancomunidad.

Las desgastadas 'tripas' de la zona de villas de Anaka sufrían ya serios problemas de atascos, fisuras y filtraciones y requerían una actuación urgente e integral, para la que se ha empleado una cirugía sin cicatrices, que ha minimizado las afecciones al vecindario. «Esta zona representa una parte importante de la historia urbana del siglo XX de Irun», señalaba el alcalde, José Antonio Santano, que el pasado miércoles visitó las obras. «Es un entorno con mucho encanto, pero que tiene algunos problemas. El saneamiento sobre el que estamos actuando es de los años 30, del tiempo de la Segunda República y las conducciones estaban muy deterioradas. A veces, las inversiones más importantes y las que más afectan a la calidad de vida son las que no se ven. Esto es lo que sucede aquí».

Urgente y rápida

La gerente de Servicios de Txingudi, Leire Zubitur, explicó el carácter urgente de la actuación. «Las conducciones en esta zona son muy profundas, de hasta 6 metros, y están muy degradadas. El deterioro provoca roturas que acaban en atascos, fugas e inconvenientes para los vecinos. Hemos actuado ya en la calle Rey Fernando, donde sólo faltan los remates. Esta semana estamos en la calle Infanta Eulalia y luego seguiremos con la calle Reina Fabiola y con sellados parciales en diferentes puntos en los que hemos detectado problemas. Previamente, los técnicos han hecho un trabajo de análisis muy profundo, tras pasar las cámaras por todas las conducciones y ver dónde era necesario acometer las reparaciones».

El jefe de Obras de Txinzer, Josean Rodrigo, explicó el funcionamiento de la tecnología sin zanja empleada. «No abrimos la calle. Introducimos en la conducción deteriorada una manga de fieltro de poliester impregnada en una resina termoendurecible. Esa manga, que tiene el tacto de una bayeta, se va a transfromar en un tubo con todas sus propiedades estructurales. Una vez introducida, se llena de agua y el agua se calienta hasta alcanzar la temperatura óptima para que se produzca la reacción química que la endurece. Cuando el agua se retira, lo que antes era un tubo degradado, ahora es un tubo nuevo, que además va satinado para que el agua corra mejor. Es una tecnología que ya hemos utilizado en sitios puntuales y que reduce mucho la duración de las obras. La calle Rey Fernando, que ya está prácticamente acabada, la hicimos en un día». En total, van a ser 475 metros de conducciones las que se repararán en la zona de villas de Anaka con esta tecnología.

Reurbanización de la zona

Si estos días se están llevando a cabo las inversiones que quedan ocultas, el próximo año se darán los primeros pasos de una reurbanización que sí saltará a la vista. «Desde el Ayuntamiento, estamos trabajando en un proyecto para acometer la reurbanización de estas calles», afirmó el alcalde. «Vamos a hacer el proyecto a lo largo de los próximos meses. Lo haremos en fases, pero a lo largo del año que viene quisiéramos dar los primeros pasos para la mejora urbana de aceras, asfaltados, mobiliario urbano y arbolado».

La obra de reurbanización de la zona de villas de Anaka se aprovechará, en su día, «para hacer la separativa de aguas pluviales, que ahora van con las fecales», añadía la gerente de Servicios de Txingudi. «Será una actuación mucho más sencilla, porque la conducción irá a metro o metro y medio bajo el suelo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos