Adquiriendo los hábitos de un buen conductor

Escolares escuchan las instrucciones de un agente antes de conducir por el circuito./F. DE LA HERA
Escolares escuchan las instrucciones de un agente antes de conducir por el circuito. / F. DE LA HERA

El circuito de educación vial, que estará instalado en la plaza Urdanibia hasta el viernes, abre al público por las tardes Escolares de cinco centros de Irun participan esta semana en la Caravana Mapfre

JOANA OCHOTECOIRUN.

Escolares de Irun cambian estos días las aulas por un circuito de educación vial y los lápices y libros por volantes y pedales. «Nos hemos montado en los karts». «Y ha estado muy guay, muy divertido». Y respondían con un rotundo «¡sí!» a la pregunta de si habían aprendido «muchas cosas: qué quieren decir las señales de tráfico...». «Aunque algunos han tirado una señal de Stop». «Es que me he despistado...», se excusaba uno de los aludidos, y un compañero satisfecho aseguraba que «pues yo no lo he hecho nada mal». «Yo me quiero sacar el carnet...».

Pero todavía faltan unos cuantos años para que Eloy, Aiala, Nora, Aiora, Ibai, Olaia, Urko y Ander, alumnos de 4º curso de Primaria de Txingudi Ikastola, puedan ser conductores. Sin embargo, ya han comenzado a adquirir buenos hábitos para el día en que se pongan ante el volante, y también para ahora, cuando circulan por las calles como peatones. A la Caravana Mapfre, que permanecerá instalada durante toda esta semana en la plaza Urdanibia, acuden todas las mañana escolares de Irun para recibir, de la mano de expertos en educación vial, formación tanto teórica como práctica. Los jóvenes están aprendiendo la importancia de utilizar los sistemas de retención infantil, de abrocharse el cinturón, utilizar casco cuando se circula en bicicleta o establecer contacto visual con los conductores al cruzar, como peatones, la vía. Y además, tienen la oportunidad de conducir por un circuito aprendiendo a interpretar las señales de tráfico.

La delegada de Policía Local, Lourdes Larraza, explicó ayer que los educadores viales de Irun asistieron, hace unos meses, a unas jornadas en las que surgió la posibilidad de que la Caravana Mapfre realizara una parada en Irun. «No podíamos desaprovechar la oportunidad, que nos permite reforzar el trabajo que ya se hace desde Policía Local en materia de educación vial. Hemos colaborado durante todo el verano para organizar bien la iniciativa», señaló la delegada. «Para los niños y niñas es una forma atractiva y divertida de aprender, de formarse como futuros conductores responsables».

Javier Lopetegui, en representación de la Fundación Mapfre, explicó que esta caravana «es una de nuestras actividades con más tradición, y es totalmente gratuita». El principal objetivo de la iniciativa es trabajar con los menores la adquisición de buenos hábitos «en materia de movilidad, educación vial, normas de tráfico... Lo que pretendemos aportando este pequeño grano de arena es ayudar a evitar incidencias de tráfico». Cada año, la caravana visita en torno a 24 ciudades.

Estudiantes de entre 8 y 12 años de cinco centros escolares de Irun (Txingudi Ikastola, San Vicente de Paúl, La Salle, Belaskoenea y El Pilar) acudirán a la Caravana Mapfre durante esta semana dentro del horario lectivo. Pero además, hasta el viernes, el circuito de educación vial instalado en la plaza Urdanibia estará abierto por las tardes, en horario de 16.00 a 18.00, para recibir a los chavales de esa misma edad que quieran acudir a recibir formación. Deberán estar «siempre acompañados por un adulto, que tiene estar presente durante la actividad», indicó Javier Lopetegui. «Animamos a todos a que acudan. Esperamos que la iniciativa se aproveche al máximo, porque eso redundará en el beneficio de todos», concluyó el representante de Mapfre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos