Adif espera tener desafectado para octubre su suelo ferroviario en desuso

Repaso en profundidad. Santano aprovechó su intervención para hablar del pasado y el presente del proyecto de regeneración del espacio ferroviario de la ciudad.
Repaso en profundidad. Santano aprovechó su intervención para hablar del pasado y el presente del proyecto de regeneración del espacio ferroviario de la ciudad. / F. DE LA HERA

Santano contó las novedades en el proyecto Vía Irun durante su ponencia en el curso de verano de la UPV dedicado a grandes transformaciones urbanas. El convenio con el Ayuntamiento para desarrollar este espacio podría llegar aún antes

IÑIGO MORONDO IRUN.

El Ayuntamiento presentó el miércoles la marca Vía Irun con la que pretende englobar el desarrollo de la regeneración del espacio ferroviario, un proyecto que tras unos complicados años de parón, parece haber acelerado en estos últimos meses. Ayer en Ficoba, durante la segunda jornada del Curso de Verano de la UPV 'La regeneración y la recuperación de espacios urbanos en Gipuzkoa', el alcalde, José Antonio Santano, confirmó que Adif (Administrador De Infraestructuras Ferroviarias, dependiente del Ministerio de Fomento), tiene previsto concluir en octubre la desafectación de casi 40.000 metros cuadrados del suelo ferroviario con el que cuenta en la ciudad, una amplia franja de terreno en el entorno de la calle Aduana.

Este procedimiento administrativo se puso en marcha el pasado mes de abril y supone liberar de su servidumbre actual pabellones y vías en desuso adscritos a la estación de Irun. Cuando el proceso haya acabado, ese suelo estará desvinculado por completo del tren y a disposición del urbanismo local. Antes incluso del final de esta tramitación se espera que llegue una propuesta de convenio de Adif para su futuro desarrollo y «la semana que viene o la siguiente, el Gobierno municipal publicará los pliegos del contrato para redactar la ordenación de ese espacio» y de otros 25.000 m2 más (la antigua Aduana, de la Agencia Tributaria, y otras parcelas en la zona que son de propiedad municipal) que conforman la primera fase de actuación de Vía Irun.

El diseño de ese nuevo y céntrico espacio urbano llevará tiempo, cerca de dos años, porque además de una modificación del Plan General, incluirá «un proceso de participación ciudadana que queremos hacer bien y con tiempo. No se trata sólo de correr, sino de sentar unas bases firmes y realistas de lo que la ciudad quiere realizar allí».

Urbanismo publicará «esta semana o la próxima» los pliegos para la ordenación de la Fase 1 del proyecto

«El tren era y es el futuro»

Santano aprovechó su participación en el Curso de Verano de la UPV para hacer un repaso tanto de este proyecto Vía Irun como del desarrollo ferroviario en la ciudad en el último siglo y medio. Recordó cómo la construcción de la estación transformó la fisonomía de Irun, que en primera instancia se ensanchó desde su núcleo, lo que hoy se denomina Parte Vieja, hacia las vías y finalmente acabó por envolverlas a medida que el municipio crecía. «En aquel momento el tren era el futuro y ahora», con la inminente llegada de la alta velocidad, la regeneración del espacio ferroviario y todo lo que ambas cosas conllevarán, «sigue siéndolo», señaló Santano.

Más

Fotos

Vídeos