Diario Vasco
Una persona leyendo el periódico en el punto de encuentro.
Una persona leyendo el periódico en el punto de encuentro. / DE LA HERA

Objetivo: crear un centro de acogida

  • El comedor social y punto de encuentro completan los recursos para las personas sin techo hasta que se habilite un albergue municipal, proyecto en el que se está trabajando

Irun dispone de otros recursos para atender a las personas sin techo o que estén en riesgo de exclusión. Se trata del comedor social y el punto de encuentro situados en las dependencias del Antiguo Hospital. «Entre las que localizamos en la calle, hay personas que suelen ir al comedor y al punto de encuentro», explicó Sergio Corchón. Desde allí, los trabajadores sociales que atienden este servicio «hacen un trabajo de inserción y acompañamiento».

El año pasado, 543 personas utilizaron estos recursos sociales, cuyo valor destacó el delegado: «dentro de todas las carencias que tienen los usuarios, el comedor y el punto de encuentro son un lugar de apoyo. Además de que puedan comer y merendar aquí, es muy importante el acompañamiento que se les ofrece. Las profesionales que trabajan allí les ofrecen orientación, les escuchan...».

La existencia de estos servicios y del dispositivo de alojamiento por el frío es indudablemente útil y positiva, pero disponer de un albergue municipal para las personas sin techo es una cuenta pendiente en Irun: «es un tema complicado. La ley de servicios sociales regula dos tipos de alojamiento nocturno: los de competencia foral y municipal». Sergio Corchón concretó que los primeros «hacen intervenciones más a largo plazo, más intensivas, a personas con necesidades mayores, con un componente de exclusión social mucho más potente...». Los centros municipales, según la ley, deben ser recursos para intervenciones «más inmediatas, de hasta una semana, y sin tanta presencia de profesionales». En estas actuaciones a nivel local «se hace una valoración y, a partir de ahí, se deriva a la persona a los centros de Diputación o a otros sistemas».

Sergio Corchón recordó, no obstante, que «hay un compromiso del Gobierno municipal de poner en marcha un centro de acogida nocturno, para la comarca y junto con Hondarribia», pero con la intención de que esté ubicado en Irun. «Estamos en ello», explicó el delegado. «Ya hemos encargado el proyecto, y se hará, en cuanto sea posible, un centro de acogida nocturno municipal para este perfil de personas».

Hasta que este proyecto sea una realidad, seguirá en marcha el dispositivo de alojamiento de urgencia por frío, «único en Gipuzkoa»: la valoración del servicio que se ofreció el año pasado «fue muy positiva y vamos a seguir con ello, pero con el proyecto paralelo a éste de poner en marcha un centro nocturno», explicó Sergio Corchón.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate