Diario Vasco

Se mantiene el arbolado de un camino desaparecido

El suelo que ocupa esta nueva ampliación de Gain Gainean era un zarzal inaccesible antes del comienzo de la obra. Al desbrozar la maleza, los responsables de los trabajos encontraron una línea de arbolado perfectamente alineada. Fue «un regalo que solo tuvimos que 'desempaquetar'», admitía el arquitecto del proyecto, Ricardo Ruiz. «Tendremos árboles frondosos desde el primer día, sin tener que esperar años a que luzcan los que plantemos ahora».

Frente a estos ejemplares había restos de un muro y entre ambos elementos avanzaba en su día un viejo acceso al convento de la Compañía de María. Aquel olvidado camino se recupera, al menos en la parte pública, con estas obras que además del arbolado, mantendrán en un tramo las piedras del viejo muro.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate