Diario Vasco

Korapilatuz pide al Ayuntamiento que implante un empadronamiento social

Imagen de la oficina del SAC, donde se tramitan los empadronamientos.
Imagen de la oficina del SAC, donde se tramitan los empadronamientos. / FERNANDO DE LA HERA
  • La entidad recuerda que «personas que viven cada día situaciones vitales desesperadas» padecen la falta de soluciones en este ámbito

Korapilatuz ha puesto en conocimiento de la ciudadanía «las trabas con las que nos encontramos por parte del Ayuntamiento de Irun para que una persona sea empadronada en esta ciudad». Este espacio abierto de la comarca, que reúne a entidades y profesionales de la intervención social, ha reclamado «soluciones» y aboga por «un empadronamiento social».

Korapilatuz recuerda que es a través del empadronamiento como «cualquier persona que vive en una ciudad» puede «tener derecho a la sanidad, educación, justicia... Así como acceder al sistema de ayudas para poder subsistir. Todos estos derechos están reconocidos por la ley»; pero «el no estar empadronado supone no poder acceder» a ellos. Korapilatuz señala que la Ley de Empadronamiento «dicta que cualquier persona puede estar empadronada donde habita, ya sea un banco, debajo de un puente, caravana, coche... Solo necesita que el Ayuntamiento tenga conocimiento de ello». Además, subraya la entidad, «la ley propone que sean los servicios sociales los que empadronen en un espacio público mediante el empadronamiento social», en el caso de quienes no tienen un domicilio.

Ya en el año 2014, y «tras un análisis de la situación», Korapilatuz trasladó «mediante una carta» a la entonces delegada de Bienestar social, Maite Cruzado, «nuestro malestar por la imposibilidad del empadronamiento junto con nuestras propuestas». En marzo de 2015 la entidad presentó en el SAC «un escrito con las mismas propuestas, esperando recibir contestación». Esta llegó un mes después, «una respuesta totalmente 'correcta', en la que nos dicen que están trabajando en ello... Total, nada».

En octubre del año pasado Korapilatuz expuso al delegado de Bienestar social, Sergión Corchón, esta misma problemática. Hace apenas unos meses, en mayo, «volvimos a presentar en el SAC otro escrito con las mismas propuestas de Korapilatuz. La contestación nos llegó en junio, diciendo que Servicios Jurídicos está trabajando en ello, que habían hecho gestiones con el Departamento de Estadísticas de Lanbide con el fin de encontrar otras salidas». Asimismo, recientemente se comunicó a Korapilatuz que «se está trabajando de forma coordinada» entre varios departamentos municipales «y que el trabajo está en fase de finalización. Esto es algo que nos alegra, pero hasta que no sea una realidad seguiremos con nuestra demanda de un empadronamiento social».

Propuesta de soluciones

De cara a cumplir este objetivo, Korapilatuz plantea varias soluciones: «la primera y fundamental es que el Ayuntamiento facilite el acceso al padrón donde las personas efectivamente estén residiendo. En caso de que no se puedan completar los requisitos para el empadronamiento, la propuesta es que el Ayuntamiento facilite el acceso a un empadronamiento social o ficticio en un espacio o servicio público», como «el comedor social, albergue...». Korapilatuz señala que esa opción «es contemplada desde el propio Lanbide a la hora de conceder una Renta de Garantía de Ingresos. Solo es necesario que haya una intervención y un informe por parte de los servicios sociales municipales». En tercer lugar, Korapilatuz plantea la opción de que el Ayuntamiento «facilite el acceso a un empadronamiento social mediante entidades sociales concretas del municipio».

Korapilatuz critica que «la falta de solución desde el Ayuntamiento la padecen personas que viven cada día situaciones vitales desesperadas, esperando un tiempo del cual no disponen, sintiéndose marginadas por una sociedad que les condena a sentirse diferentes y que, en muchos de los casos, son por circunstancias sobrevenidas por la crisis, que nos están haciendo pagar a las personas más débiles».