El bidegorri que unirá Jaizubia y Amute será una realidad en 2018

Las obras para la construcción del bidegorri que une Jaizubia y Amute comenzarán en 2018. /  DV
Las obras para la construcción del bidegorri que une Jaizubia y Amute comenzarán en 2018. / DV

Las obras comenzarán el primer cuatrimestre de 2018 con un presupuesto de 1,4 millones de eurosTendrá una longitud de 1.385 metros y una anchura de cuatro

EDU PRIETO HONDARRIBIA.

La Diputación de Gipuzkoa ha aprobado esta semana el proyecto de bidegorri que une Amute con la rotonda de acceso al Hospital del Bidasoa en Jaizubia. Integrado dentro del programa europeo Ederbidea, el tramo constará de 1.385 metros de longitud y discurrirá en paralelo por el lado izquierdo de las carreteras GI-636 y GI-638.

La tramitación ha sido más compleja y larga de lo que en un principio se preveía. Para la aprobación del proyecto era necesario el informe preceptivo de Costas, que se ha ido retrasando. Una vez llegado, con todos los informes favorables y la fase de alegaciones concluida, se ha aprobado la construcción del bidegorri y el próximo paso será sacar las obras a licitación.

Los trabajos de construcción darán comienzo en el primer cuatrimestre del 2018 con un presupuesto de 1,4 millones de euros y contarán con un plazo de ejecución de seis meses. Tendrá una anchura de cuatro metros, para lo que será necesario proceder a la ampliación del margen de ambas carreteras y salvar las regatas existentes en la zona.

Un proyecto a largo plazo

La nueva rotonda de acceso al hospital se puso en marcha en mayo del 2014. Desde allí partirá el nuevo bidegorri. Supuso la eliminación de la peligrosa intersección en 'T' en la que se juntaban los coches que venían de Irun y de Hondarribia y que había que cruzar para acceder al comarcal. Una obra muy importante, más para la salida que para la entrada de vehículos del municipio, que por aquel entonces se cifró en 30.000 diarios. El proyecto inicial contemplaba la posibilidad de desdoblar los carriles pero hubo que encontrar soluciones más económicas teniendo en cuenta la época de crisis. El presupuesto final fue de tres millones de euros (2.034.000 para la rotonda y 966.000 para la pasarela).

Para ver en funcionamiento la pasarela, hubo que esperar unos meses más, hasta octubre del mismo año. Posee una anchura de cuatro metros útiles con pendientes del 6% en el lado sur y 8% en el norte. Pueden utilizarla los peatones, los ciclistas y los que van a caballo y también se puede acceder a través de escaleras. En la inauguración de la pasarela, el entonces alcalde Aitor Kerejeta apuntaba que todavía quedaba trabajo por hacer, en relación al bidegorri que unirá Jaizubia y Amute, y manifestó su deseo de que estuviese construida en dos o tres años. No andarán lejos los plazos.

La construcción del nuevo bidegorri está encuadrada dentro del programa Ederbidea, en el que participan la Diputación Foral de Gipuzkoa, el Gobierno de Navarra y el Departamento de Pirineos Atlánticos. Cuenta con un presupuesto total de 9,4 millones de euros, de los que el 65% proviene de los fondos europeos Feder.

Su objetivo es potenciar el uso de la bicicleta para los desplazamientos cotidianos y para el ocio y turismo. Su actuación principal tiene que ver con la unión de Baiona, Donostia y Pamplona a través de vías ciclistas. Un recorrido de 240 kilómetros de los que la mitad está construido. En ese contexto, se celebrará el 30 de noviembre en la Cámara de Comercio de Gipuzkoa la primera jornada transfronteriza sobre movilidad sostenible y ciclista.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos