El donostiarra que ha conquistado la corona saudí

Beñat San José dirige al Al Ittihad, el equipo que se acaba de proclamar campeón de la Champions Cup en Riad ante Al Shabab

MIGUEL GONZÁLEZ
Ilusionado. Beñat San José se dirige a dos jugadores suyos del Al Ittihad en el duelo de semifinales ante Al Fateh. ::                             DV/
Ilusionado. Beñat San José se dirige a dos jugadores suyos del Al Ittihad en el duelo de semifinales ante Al Fateh. :: DV

Beñat San José es un donostiarra de 33 años que vive desde hace unos meses su particular sueño de las mil y una noches en Arabia Saudí. la semana pasada fue desde el banquillo protagonista de la final de la Champions Cup que enfrentó en el King Fahd Stadium al Al Ittihad que dirige desde marzo contra Al Shabab. En las gradas, más de 30.000 aficionados de cada equipo vieron cómo ganaba. «La gente vive con mucha pasión el fútbol. Al Shabab contaba con la ventaja de jugar en su estadio, pero desde Jeddah se llenaron un montón de vuelos para acompañarnos. Nuestro club pasa por ser el más popular del país, ¡cuenta con aficionados en todos los rincones!».

Su historia es de lo más curiosa. En agosto estaba a punto de iniciar la pretemporada como entrenador de la Real Sociedad de Liga Vasca cadete cuando una llamada le cambió la vida. «Era mi representante, Joseba Barandiaran, para que me fuera a entrenar al filial del Al Ittihad. El técnico del primer equipo era Raúl Caneda, el ayudante de Lillo en la Real y al que conocí en Zubieta, y quería a alguien cercano para trabajar con la cantera».

En marzo, la directiva decidió prescindir del gallego y le dio la alternativa hasta el 30 de junio. «Me sorprendió, pero no había nada que perder. Cogí el equipo octavo en Liga y el objetivo era terminar entre los ocho primeros para disputar la Champions Cup. Finalizamos séptimos y fue celebrado como un logro».

El Madrid de Arabia Saudí

Al Ittihad es el club más laureado de Arabia Saudí, «algo así al Real Madrid en España», apunta Beñat. Fundado en 1926, en su palmarés figuran 8 Ligas, 6 Copas y 2 Champions Cup a nivel nacional, más dos Champions de Asia (04 y 05) y una Supercopa asiática (99) en el plano internacional. Sin embargo, en los últimos años había sufrido una crisis deportiva de la que ahora parece curado. «Por eso la gente está tan ilusionada con este título. En cuartos eliminamos al Al Hilal, el eterno rival. A la vuelta había miles de aficionados en el aeropuerto. Y eso que eran las cinco de la madrugada. En semifinales ganamos al Al Fateh, el campeón de Liga, después de vencer en su campo por 0-4. La locura se desató en la ciudad. Con el Barcelona, era el equipo que más tiempo ha permanecido sin perder en las ligas de todo el mundo». Ganar finalmente la Champions Cup, al parecer, fue bestial.

La trayectoria de Beñat San José en estos meses ha sido más meritoria porque ha subido a siete jugadores del filial que han dado un gran rendimiento. «Los chavales tienen una ilusión enorme. Sólo hacía falta darles una oportunidad. Para mí, viniendo de Zubieta, no ha sido nada raro, pero aquí les ha sorprendido».

Además del aspecto deportivo, está viviendo una enriquecedora experiencia en el plano personal. «Es un país increíble. Todos los días hay algo que me sorprende. Jeddah es la segunda ciudad con cuatro millones de habitantes. Hace tanto calor que la vida se realiza casi por la noche. Restaurantes, tiendas, oficinas... Todo está abierto. Yo vivo en un urbanización para occidentales donde la cosa es más parecida a lo que conocemos. Aquí, por ejemplo, no hay cine, está prohibido el alcohol y las mujeres no pueden conducir. Estoy muy a gusto, aunque hago pocas cosas al margen del fútbol. Eso sí, en un año aquí tienes más vivencias que en diez allí».

Fotos

Vídeos