Euskadi sumó el año pasado 133 nuevos diagnósticos de VIH

Euskadi sumó el año pasado 133 nuevos diagnósticos de VIH

Osakidetza destinó el pasado año 32,6 millones de euros a los tratamientos antirretrovirales para atender a 5.662 personas

Iker Marín
IKER MARÍN

Los casos de sida siguen aumentando en Euskadi. «Debemos seguir trabajando para evitar nuevas infecciones y avanzar en la detección temprana de la enfermedad». Este ha sido el mensaje que han lanzado este viernes los responsables del Departamento de Salud del Gobierno Vasco y de Osakidetza en lo referente al VIH. El consejero de Salud, Jon Darpón, ha hecho hincapié en la necesidad de que la sociedad huya del alarmismo pero se mantenga alerta, «porque el VIH y las infecciones de transmisión sexual no son del pasado. El VIH es un problema mundial y, aunque los datos globales se van moderando, las cifras siguen siendo escalofriantes», ha remarcado.

Euskadi, según señalaba, no es ajena a esta realidad. Así, según los datos de la memoria del Plan del Sida e ITS, en 2017 se notificaron 133 nuevos diagnósticos de VIH (158 en 2016), lo que supone una tasa de 6,13 casos nuevos por cada 100.000 habitantes, frente al 7,3 del año anterior. El 75,9% de las nuevas infecciones corresponden a hombres, y la edad media de las personas diagnosticadas es de 36,8 años (39,1 en 2016). Osakidetza destinó el pasado año 32,6 millones de euros para tratar con antirretrovirales a un total de 5.662 pacientes afectados por la infección del VIH.

La transmisión en hombres que tienen sexo con hombres continua siendo mayoritaria, un 55,6% del total de los nuevos diagnósticos

La infección por VIH es mayoritariamente una enfermedad de transmisión sexual, donde la transmisión en hombres que tienen sexo con hombres continua siendo mayoritaria, un 55,6% del total de los nuevos diagnósticos (44,3% en 2016); la transmisión por vía heterosexual supone un 38,3% (42,4% en 2016). El consejero ha hecho especial hincapié en el hecho de que el 45,9% de las nuevas infecciones presentaran un diagnóstico tardío; es decir, se detectaron cuando el sistema inmunitario estaba ya muy afectado (menos de 350 células CD4).

En este sentido, avanzaba que su Departamento seguirá potenciando la labor en dos flancos: evitar nuevas infecciones y detectar precozmente los nuevos casos, para mejorar el pronóstico de salud de las personas con VIH y evitar que las personas que ignoran que tienen VIH lo transmitan sin saberlo. En esa misma línea se ha venido trabajando en Euskadi, una de las pocas comunidades autónomas que mantiene activa una unidad funcional dedicada exclusivamente al VIH, con un Plan de prevención y acción ante el VIH.

Precisamente en ese esfuerzo contra el retraso diagnóstico, el consejero Jon Darpón ha destacado los 2.636 test rápidos de VIH llevados a cabo durante 2017 en las farmacias de Euskadi. Del total de estos test realizados, 16 resultaron positivos (el 0,6%). Euskadi cuenta con 50 farmacias repartidas por los 3 territorios históricos a las que se puede acudir de una forma anónima, discreta y fácil para realizar el test y detectar lo antes posible si una persona es portadora o no del VIH.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos