Se mantiene la normalidad tras el segundo de los paros previstos para este miércoles en el aeropuerto de Loiu

Pasajeros esperan facturar las maletas durante el paro en Loiu. /J. Alemany
Pasajeros esperan facturar las maletas durante el paro en Loiu. / J. Alemany

No se han producido retrasos ni cancelaciones en el primero de ellos, a primera hora de la mañana

JOSÉ DOMÍNGUEZ

Con tranquilidad. Así han transcurrido los dos primeros paros convocados por los 270 trabajadores de tierra de Iberia en el aeropuerto de Loiu. Según han confirmado fuentes de Aena, la sociedad pública que gestiona los aeródromos españoles, ninguna compañía ha cancelado salidas y tampoco se han registrando retrasos fuera de lo habitual ni entre las 6.00 y las 9.00, ni entre las 14.00 y las 16.00.

Así lo ha confirmado también Vueling, una compañía vinculada a Iberia, donde han remarcado que, hasta el momento, «todo ha salido perfecto. Ni esperas ni cancelaciones». En la terminal vizcaína están previstos para hoy 136 vuelos en los que están contratados 21.689 asientos. «Yo he venido como siempre que tengo que coger un avión y no estoy percibiendo ningún problema, incluso la cola va más ágil que otras veces«, ha manifestado Ana Fernández, de Zarautz, cuyo avión de Iberia despegaba a las 9.30 rumbo a Madrid.

Tampoco se han visto afectadas las llegadas a la terminal, como confirma Nekane Aranzabal, vecina de Zumaia, que acababa de llegar de Málaga en un avión de Vueling a primera hora de la mañana. El próximo en aterrizar a las 8.40 era un vuelo procedente de Madrid que también se anunciaba que lo haría «en hora».

Sonia Palacio, representante en el aeropuerto de Bilbao del sindicato UGT en Iberia, convocante de la huelga, ha criticado a la compañía por la «imposición de unos servicios mínimos abusivos que nos impiden ejercer nuestro derecho«. El 80% de la plantilla de ve obligada a trabajar según ha remarcado, «y en todo el día solo han dejado dos vuelos no protegidos», es decir, salidas de aviones que no se ven afectadas por lo mencionados servicios mínimos, que afectan al 100% de los vuelos nacionales a las islas, a la mitad de los que supongan un recorrido alternativo (coche, autobús o tren) de más de 500 kilómetros de recorrido y al 32% con trayectos inferiores a esa distancia. Los servicios jurídicos de la central estudian recurrir estos servicios mínimos. La delegada sindical ha criticado además «que Iberia sigue sin mostrarse receptiva a negociar nuestras reivindicaciones».

En el segundo de estos paros ha habido una concentración de los huelgistas que ha transcurrido también sin mayor incidencia. Posteriormente habrá otro paro de seis a ocho y un cuarto de diez a doce de la noche. La huelga se repetirá mañana jueves y el viernes y, si no se logra un acuerdo, se mantendrá en los mismos términos los lunes y viernes a partir del día 19.

Los trabajadores han decidido iniciar los paros para exigir mejoras en sus condiciones laborales y acabar con la sobrecarga de trabajo y la eventualidad en la terminal vizcaína. Este colectivo de trabajadores se encargan prácticamente de todo en tierra, desde gestionar el 'checking' de los billetes al embarque, la carga y descarga de maletas, acercar las escaleras a los aviones e incluso mover estas aeronaves con remolcadores dentro de la pista.

Sobrecarga de trabajo

Los operarios denuncian sobrecarga de trabajo por falta de efectivos y porque la mitad de los existentes son eventuales. También critican la obligación de cumplir con horarios «inasumibles». Asimismo, atienden los servicios de varias aerolíneas. Desde la propia Iberia a Vueling, que gestiona cuatro de cada diez pasajes en Loiu, pasando por Lufthansa, British Airways o Aer Lingus, entre otras.

Eso sí, tendrán que cumplir unos servicios mínimos decretados por el Ministerio de Fomento y que afectarán de distinta forma en función de las diferentes rutas de los aviones. Así, según fuentes de la central, «tendremos que respetar el 100% en los vuelos nacionales a las islas, el 54% en España y fuera en todos aquellos destinos en los que el medio de transporte alternativo –coche, autobús o tren–, supere las cinco horas de trayecto. Asimismo, el 32% en los más cercanos».

Los portavoces de Iberia subrayaron que el hecho de que los paros se hayan previsto en cuatro franjas horarias permitirá ajustar muchas salidas o llegadas a los periodos en los que si se trabaja para evitar cancelaciones y que a lo mucho se produzcan algunos retrasos.

50% de eventuales

Desde UGT remarcaron que sus reivindicaciones no contemplan mejoras salariales, «sino de las condiciones laborales». Porque, según denuncian, sufren una sobrecarga de trabajo motivada por una deficiente organización. «El 50% de la plantilla es eventual, y los fijos tienen que estar continuamente enseñando a los nuevos y asumiendo gran parte de sus tareas, con lo que no dan a basto», lamentaron. Además, a muchos «se les contrata por una hora al día y en demasiadas ocasiones acaban haciendo nueve o más porque las necesidades de servicio así lo exigen».

Desde el sindicato aseguraron que los horarios que les fijan impiden a la mayoría garantizar «la conciliación familiar y laboral». «No es normal que te pongan un día de tarde, el siguiente a mediodía y al otro de madrugada. Hay que racionalizar unos calendarios inasumibles y que generan un gran estrés laboral». Y todas las soluciones, a su juicio, pasan por un aumento de plantilla y, sobre todo, por garantizar su estabilidad.

En el mismo sentido, denunciaron que «es habitual la realización de multitud de cambios por parte de la empresa, en muchos casos sin respetar los plazos de preaviso establecidos, llegando al punto de que hay personal que acaba duplicando su jornada semanal». Ante toda esta situación, la plantilla en asamblea decidió a finales de julio iniciar esta secuencia de huelgas ya que Iberia «no ha mostrado ningún interés por realizar un mínimo acercamiento». Y criticaron a la dirección de la compañía porque, «aunque desde un primer momento UGT se ha mostrado dispuesta a reunirse cuantas veces sea necesario, sólo ha citado al comité de huelga dos veces».

Información relacionada