La Justicia gala decide mañana si 'Ternera' sigue en la cárcel

'Josu Ternera', el pasado 16 de mayo en Sallanches (Francia), justo antes de su detención./
'Josu Ternera', el pasado 16 de mayo en Sallanches (Francia), justo antes de su detención.

Los abogados del exdirigente de ETA piden su liberación por motivos de salud y critican que su detención fue por «razones políticas»

PAULA ROSASPARÍS.

Los abogados de 'Josu Ternera' denunciaron ayer en París que la detención el pasado miércoles de José Antonio Urrutikoetxea después de que el Tribunal de Apelaciones de París decretara su «liberación inmediata» se ajusta a «razones políticas», y criticaron que el exdirigente de ETA siga en prisión. Según los letrados, 'Ternera' estaba convocado ante la Fiscalía francesa el 10 de julio para que le fueran notificadas la orden de detención y entrega, y las dos demandas de extradición emitidas por España, pero el Ministerio Público decidió «precipitarlo» para que no llegara a salir libre de la cárcel.

«Esta febrilidad plantea cuestiones morales y jurídicas», aseguró desde la capital francesa el abogado Laurent Pasquet-Marinacce, que calificó a la Fiscalía de «desleal». Por su parte, Laure Heinich, otro de los abogados, señaló que volverán a pedir mañana su liberación a los jueces, cuando está prevista la primera audiencia para su extradición.

Causas pendientes

Respecto a las causas pendientes que tiene con la justicia francesa (las dos condenas en rebeldía a 7 y 8 años de cárcel cuyos procesos van a repetirse), el exdirigente etarra puede seguir en libertad. Su encarcelamiento se atiene, sin embargo, a las demandas de extradición a España. A no ser que los jueces decidan volver a liberarlo, algo poco probable según las fuentes consultadas, Urrutikoetxea deberá permanecer encarcelado durante los meses que dure esa tramitación.

Para solicitar su liberación inmediata, sus abogados han alegado, entre otras, razones médicas. Su salud, aseguran, está comprometida porque debe ser operado «de forma urgente de próstata». Por el momento, sin embargo, no piensan denunciar a la administración penitenciaria -sobre la que recae la responsabilidad de esa operación- porque están «centrados en su liberación», señaló Pasquet-Marinacce.

Egoitz Urrutikoetxea, hijo del exjefe de ETA y presente también en el acto, aseguró que «aunque hablamos mucho de las presiones del Gobierno español, creo que (su encarcelamiento) viene de una decisión política del Gobierno francés, que envía un mensaje muy negativo a la escena internacional y a todos los procesos de resolución de conflictos». En la misma línea, el eurodiputado del Sinn Féin Matt Carthy señaló que los gobiernos deben tener el «coraje» de llevar a cabo determinados gestos, «aunque sean impopulares», para avanzar en los procesos de paz.