El Gobierno Vasco se inspira en Islandia para elaborar unos Presupuestos con perspectiva de género

Arantxa Tapia, Josu Erkoreka y Pedro Azpiazu, en la presentación de las directrices presupuestarias./M. ARRAZOLA
Arantxa Tapia, Josu Erkoreka y Pedro Azpiazu, en la presentación de las directrices presupuestarias. / M. ARRAZOLA

Azpiazu viajó a este país nórdico el pasado marzo para analizar fórmulas a favor de la igualdad, la lucha contra la brecha salarial y la mejora de la conciliación familiar

Miguel Villameriel
MIGUEL VILLAMERIEL

Las instituciones vascas miran cada vez más hacia las sociedades avanzadas del norte de Europa para tratar de emular algunas de sus políticas públicas, que en las últimas décadas se han convertido en un referente internacional de servicios básicos de calidad. El Gobierno Vasco se ha apuntado a este tendencia y este año, por primera vez, elaborará sus Presupuestos para 2020 desde una perspectiva global de género que afectará a todos los departamentos, y lo hará desde el inicio de los trabajos. El consejero de Hacienda y Economía, Pedro Azpiazu, realizó un viaje oficial a Islandia el pasado marzo para empaparse de las políticas de igualdad que aplica este país nórdico a sus cuentas públicas desde 2009, lo que ha convertido a las instituciones islandesas en un espejo en el que mirarse para los enfoques de género.

El Gobierno Vasco quiere dar un «salto cualitativo» en todo lo que atañe a la perspectiva de género en la elaboración del Presupuesto. Hasta ahora, los informes de género del Ejecutivo autonómico se realizaban una vez definido el grueso de las Cuentas, pero el consejero Azpiazu ha planteado «un cambio importante» tras su visita a Islandia: los informes de impacto de género que debe realizar cada departamento tendrán que ser previos a la definición del Presupuesto, de cara a optimizar recursos y poder valorar con más precisión el impacto transversal de las políticas públicas. El jueves 13 de junio, la consejería de Hacienda y Economía convocó una sesión formativa para todos los cargos del Gobierno Vasco de cara a explicar esta fórmula de trabajo.

La intención del Ejecutivo de Iñigo Urkullu con esta iniciativa es incidir en el compromiso de seguir desarrollando políticas en favor de la igualdad de mujeres y hombres, la eliminación de la brecha salarial, la lucha contra la violencia machista y la mejora de la conciliación y la corresponsabilidad en las familias.

Azpiazu visitó Islandia el pasado marzo para analizar la metodología de género que se aplica en los presupuestos de este país. El consejero de Hacienda se reunió durante su viaje oficial con el ministro de Economía, el presidente de la Comisión de Presupuestos del Parlamento islandés y distintas autoridades municipales. El objetivo de estos encuentros fue conocer la metodología que se utiliza en las instituciones islandesas para diseñar cuentas con un enfoque de género. «No se trata solo de financiar iniciativas explícitas destinadas a lograr la igualdad de género, sino que se requiere un análisis de las políticas fiscales, de las decisiones presupuestarias y de su impacto en la igualdad de género», explica Azpiazu. Islandia comenzó a trabajar los presupuestos con enfoque de género allá por el ejercicio 2009 y, en la actualidad, es un referente internacional en igualdad.

Desigualdad de rentas

El enfoque de género no es el único aspecto que el Gobierno Vasco quiere potenciar en el proyecto de Presupuestos que prevé presentar el próximo octubre. Otro factor que el Ejecutivo de coalición de PNV y PSE ha incluido en las directrices económicas que servirán de base a su proyecto presupuestario, aprobadas el pasado 11 de junio, es la desigualdad existente en las rentas entre diferentes sectores de la población. Durante la última crisis económica, «la evolución de los salarios ha experimentado un comportamiento muy desigual», según Azpiazu, por lo que el Presupuesto vasco apoyará medidas que estimulen una menor diferencia entre salarios y la contratación de jóvenes y mujeres con empleos de mayor calidad.

«La brecha salarial conduce a una brecha social», subraya el consejero, por lo que el Ejecutivo impulsará medidas que reduzcan la pobreza infantil, favorezcan la escolarización temprana, la equidad y la inclusión en edad escolar, el acceso a una vivienda bajo criterios de renta y edad, y medidas de regeneración urbana especialmente en zonas deprimidas.

Los Presupuestos de 2020 también pondrán el foco en la juventud. De cara a paliar la brecha generacional, el Gobierno Vasco pretende seguir implementado medidas específicas que faciliten la inserción laboral de las personas jóvenes, mejoren su empleabilidad y faciliten la emancipación.