La sesión de investidura de Chivite anticipa una legislatura de alta tensión en Navarra

Primera sesión del debate de investidura de la candidata del PSN a la Presidencia del Gobierno de Navarra / EP

El voto en contra de Navarra Suma y EH Bildu restrasa hasta este viernes la elección de la candidata socialista, que fue apoyada por su partido, Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra

EL DIARIO VASCO

La socialista María Chivite no ha superado este jueves por la tarde la primera votación del proceso de su investidura, por lo que deberá esperar hasta este viernes para ser la presidenta del Gobierno de Navarra con la abstención de EH Bildu. El pleno del Parlamento foral ha rechazado a la candidata por 23 votos a favor de PSN (11), Geroa Bai (9), Podemos (2) e Izquierda-Ezkerra (1) y 27 noes de Navarra Suma (20) y EH Bildu (7).

Será mañana, también hacia las 19 horas, cuando en la segunda votación, también secreta y por papeletas, la coalición abertzale dé a Chivite las abstenciones necesarias para superar la investidura y así, han explicado, evitar un gobierno de derechas. En esta segunda jornada no habrá turnos de palabra.

La votación de este jueves se ha realizado, de forma adelantada, tras cuatro horas y 10 minutos de ágil debate entre los seis grupos con representación en el Parlamento de Navarra.

La candidata socialista a la Presidencia de Navarra, María Chivite, ha afirmado en la sesión de investidura que es «plenamente consciente» de que el Ejecutivo que aspira a presidir «será un Gobierno sin mayoría absoluta, y que genera recelos en cierta parte de la sociedad», por lo que ha pedido «confianza».

La candidata socialista ha asegurado que «en manos de todas y todos está situar a nuestra comunidad a la vanguardia de la innovación, del empleo de calidad y seguro, de unos servicios públicos fuertes que garanticen la equidad y de una igualdad que suponga atajar las brechas que amenazan derechos y oportunidades, porque sin duda todos estos retos son compartidos».

María Chivite ha afirmado que el Gobierno que quiere presidir «será desde la humildad, pero también desde la fortaleza de las convicciones, un gobierno no solo para toda la ciudadanía, será un gobierno de toda la ciudadanía».

La candidata socialista ha hecho «un llamamiento» a los parlamentarios a sus señorías a que voten un programa, un acuerdo, porque sí, las personas que conforman los gobiernos son muy importantes, qué duda cabe, pero son las instituciones las que permanecen en el tiempo y están por encima de quienes en un momento determinado las dirigen«.

Chivite ha dicho que, «por eso, con esa mirada respetuosa a lo que significa asumir el honor y la responsabilidad de liderar un gobierno, lo hago desde la serenidad y la humildad, agradeciendo a quienes han querido y querrán venir a este proyecto, el paso que dan, y reconociendo de antemano que no lo haremos todo bien, claro que no, somos personas, no somos perfectas, pero pondremos todo nuestro empeño en hacerlo lo mejor posible, y prometemos trabajo, compromiso y dedicación, diálogo y templanza, audacia y valentía, rigor y autoexigencia».

La candidata ha añadido que «lo haremos para que Navarra reciba un impulso en su desarrollo, en igualdad y en el reconocimiento de su pluralidad, con respeto siempre y lealtad institucional, colaborando y no confrontando, tejiendo redes y no abriendo brechas». «Tenemos un gran reto, pero también un gran programa. Espero que así lo entiendan sus señorías y que favorezcan la gobernabilidad», ha afirmado.

María Chivite ha pedido que «las instituciones se pongan en marcha a pleno rendimiento porque los retos están ahí y sus tiempos rara vez son los de la política, los retos no pueden esperar y los problemas de la gente, tampoco». «Diálogo y acuerdo para mejorar; diálogo y acuerdo para convivir», ha planteado.

Tras el discurso de investidura de la candidata del PSN, el presidente del Parlamento, Unai Hualde, ha anunciado un receso en el Pleno hasta las 15 horas. A continuación ha intervenido un representante de cada Grupo Parlamentario, siguiendo el criterio de mayor a menor representatividad y por un espacio de tiempo de 30 minutos. Cabe recordar que el Parlamento navarro conformado el pasado 19 de junio cuenta con 6 grupos: Navarra Suma (20 escaños), PSN (11), Geroa Bai (9), Eh Bildu (7), Podemos (2) e I-E (1).

La candidata propuesta podrá hacer uso de la palabra cuantas veces lo solicite. Si responde individualmente a uno de los intervinientes, éste tendrá derecho de réplica, del mismo modo que si la respuesta de la candidata la realiza de forma global a los representantes de los grupos parlamentarios, en cuyo caso éstos también tendrán derecho de réplica. En ambos casos, la duración del turno de réplica será de 10 minutos.

Javier Esparza (Portavoz de Navarra Suma) «Antepone su sillón a las víctimas y a su programa»
Javier Esparza.
Javier Esparza. / Jesús Caso

Tras la intervención de la candidata del PSN, el portavoz de Navarra Suma Javier Esparza ha acusado a Chivite de «anteponer su sillón» a las víctimas de ETA y a su programa electoral, y para ello, afirma, ha convertido «en interlocutor preferente» a EH Bildu mientras se ha negado a hablar con quien tiene el 37% de los votos en la Comunidad Foral. Ha destacado que en su discurso la candidata del PSN no ha hecho «ni una crítica» al cuatripartito anterior, al que ha felicitado porque tras ser «derrotado» el 26M «va a seguir haciendo las mismas políticas».

Le ha cuestionado además haber «faltado a la verdad» al decir que 23 era la mayoría más amplia que se podía construir cuando NA+ y PSN podían haber sumado 30, que no haya mencionado a su «interlocutor prioritario», EH Bildu, y que no hable expresamente de asesinatos de ETA ni de libertad «en una comunidad que ha sufrido lo que ha sufrido»

«Usted se ha echado en brazos de EH Bildu» y «excluido al principal partido de Navarra», una decisión que «marca un antes y un después» porque «tendrá el triste mérito de ser la socialista que dinamitó los acuerdos entre constitucionalistas», ha subrayado Esparza, quien le ha acusado de «desoír» a la sociedad y ser «el salvavidas del nacionalismo». Y «todo por el sillón presidencial» porque «lo demás les da igual», ha afirmado, y asegurado que «Bildu y el nacionalismo se están frotando las manos», por lo que le ha pedido que piense «por qué le aplauden» Arnaldo Otegi o Uxue Barkos o por qué «le alaba Otegi y la critican las víctimas».

Para Esparza «EH Bildu va a decidir sobre todas y cada una de las propuestas» del Gobierno de Chivite y «usted se esconde», quizá «por vergüenza de ser presidente con los votos» de quienes no han condenado el «asesinato de sus propios compañeros».

Por eso ha calificado al futuro Gobierno de «farsa» y a los socios del PSN de tener «una palabra que no vale nada» cuando le han tachado de ser «el régimen» y ahora pasan «a ser parte de él» porque «para el proyecto soberanista es ideal que usted presida esta comunidad».

Réplica de Chivete a Esparza

«Mire señor Esparza, 23 es más que 20» y «ahí está la legitimidad de cada uno, pero usted ni ha leído ni escuchado nada del acuerdo», y «reparte carnés de buenos y malos navarros cuando »es socio de quien quiere hacer desaparecer« el régimen foral, le ha replicado Chivite.

Y ha añadido que NA+ «no ha encontrado en el programa lo que buscaba» porque el pactado «garantiza el autogobierno de Navarra, nuestros símbolos y el marco institucional, es respetuoso con la pluralidad y claro y rotundo en la condena del terrorismo, eje prioritario en este programa», sin «la manipulación política de las víctimas que hace la derecha».

«Usted a mi no me va a dar ninguna lección ni de democracia ni de luchar contra el terrorismo porque mientas que yo en la universidad me partía la cara, usted jugaba al balón», le ha espetado Chivite, para pedirle «respeto» a una Navarra plural y que sea «honesto» porque en el Parlamento foral en la pasada legislatura «se han entendido más con Bildu que con los socialistas».

Uxue Barkos (Presidenta en funciones de Navarra y portavoz de Gero Bai «Chivite, no caiga en falsos debates identitarios de una derecha en decadencia»
Uxue Barkos
Uxue Barkos / Jesús Caso

La presidenta en funciones de Navarra y portavoz de Geroa Bai, Uxue Barkos, ha pedido a Chivite que el futuro gobierno de coalición no caiga «en falsos debates identitarios» de un derecha «en decadencia».

El de Geroa Bai es «un compromiso firme con las políticas de progreso y convivencia» y por eso «los retos son mirar al futuro y no tener la tentación de ocupar la política con falsos debates identitarios y búsqueda de enfrentamientos, mantras histéricos de una derecha concentrada para enmascarar su decadencia», ha dicho Barkos durante su intervención en la sesión de investidura de Chivite.

Y ha añadido que «hoy vivimos en paz y con el reconocimiento de todas las víctimas de ETA. Navarra es dueña de su propio destino y será lo que los navarros y navarras queremos», al tiempo que ha negado que un problema de Navarra sea el euskera «porque no es cierta su imposición aunque sí tenemos una memoria cierta de impedimento».

Por eso Barkos ha señalado a PSN, Podemos e Izquierda-Ezkerra, los socios en este acuerdo de 2019, «la obligación de hacer política, pedagogía política, y explicar donde haga falta que la realidad plural de Navarra nada tiene que ver con lo que la derecha quiere hacer ver» y para lo que utiliza algunas afirmaciones que «indignan», que «insultan la inteligencia y el decoro» de la Comunidad Foral y que son «un freno a su crecimiento y convivencia».

Bakartxo Ruiz (Portavoz de EH Bildu) «No se puede aspirar a configurar ningún tipo de alternativa a la derecha sin EH Bildu»
Bakartxo Ruiz.
Bakartxo Ruiz. / Jesús Caso

La portavoz parlamentaria de EH Bildu, Bakartxo Ruiz, ha afirmado en el debate de investidura que sin la formación abertzale «no es posible construir ninguna alternativa a la derecha en Navarra» y ha subrayado que «no se puede ignorar que EH Bildu y lo que EH Bildu representa están presentes en las instituciones y en todos los ámbitos de nuestra sociedad».

Así, Bakartxo Ruiz ha advertido de que «cualquier iniciativa» que se quiera sacar adelante «se tendrá que hablar y negociar, y va a ser necesario llegar a acuerdos, y si no se hace, no saldrá la iniciativa». «Vamos a estar en la oposición, contundente cuando haga falta y constructiva cuando sea posible», ha asegurado.

Bakartxo Ruiz ha explicado que EH Bildu ha decidido «no bloquear» la investidura de María Chivite porque quiere «cerrarle la puerta a la recomposición del régimen, que es tan perjudicial para Navarra, y junto con ello se trata de cerrarle a UPN la posibilidad de estar en el Gobierno y garantizar que permanezca en la oposición por lo menos una legislatura más».

Bakartxo Ruiz ha afirmado que para decidir la abstención la candidata socialista se lo «ha puesto muy difícil, tan difícil que una de cada cuatro personas que ha votado en nuestra consulta interna ha optado por el 'no' a su investidura». Ha abogado por «avanzar en convivencia» y ha señalado que «las antiguas recetas no sirven para construir la Navarra del futuro, a pesar de que hay quien sigue empeñado en el discurso y en la práctica del pasado». «Hace falta una memoria democrática e inclusiva, es imprescindible el reconocimiento y la reparación de todas las víctimas, así como poner fin a la política de excepción que se les aplica a los presos vascos», ha afirmado.

Mikel Buil (Portavoz de Podemos) «La mayoría navarra no quiere un gobierno autoritario»
Mikel Buil.
Mikel Buil. / Jesús Caso

El portavoz parlamentario de Podemos, Mikel Buil, ha defendido el apoyo de su formación a la investidura de la socialista María Chivite. Ha indicado en su intervención en la sesión de investidura que «la mayoría navarra ha decidido que no quiere un gobierno autoritario ni monocolor y que es capaz de ponerse acuerdo y ceder con madurez para comprometerse con el progreso y bienestar».

Aunque para Podemos, ha dicho, «no ha sido fácil» comprometerse con un partido con el que «hemos disputado ideología, proyecto y formas de hacer políticas»,aunque «más allá de la retórica y las diferentes visiones le reconocemos -ha indicado a Chivite- su actitud facilitadora poniendo por delante el interés general y los retos que tiene nuestra comunidad».

Tras indicar que se ha llegado a un «momento irreversible de paz y es momento de reconciliación», el portavoz de Podemos ha comentado que «siempre ha habido resistencias al progreso y Navarra debe estar orgullosa de no haberse dejado arrastrar». Y entrando en políticas sectoriales ha señalado que el gobierno de coalición presidido por Chivite debe trabajar para «garantizar la vida digna de la gente limitando precios de vivienda, energía, alimentos o cultura».

María de Simón (Portavoz de Izquierda-Ezkerra «Votaremos sí porque es una oportunidad de continuar el cambio iniciado en 2015»

«Votaremos sí porque es una oportunidad de continuar el cambio iniciado en 2015», ha remarcado la portavoz de Izquierda-Ezkerra, María de Simó. «Ni el Gobierno de Barkos era amigo de asesinos como no es lo suyo. El de Barkos no era nacionalista, excluyente ni identitario ni lo será, esperemos, el suyo», ha espetado a Chivite. «Ahora está soportando lo que la legislatura pasada soportamos nosotros», le ha dicho a la candidata.

«23 son más de 20 pero la mitad más una son 26. Creo que trabajará por conseguir mayorías a 30«, le ha sugerido, defendiendo la acogida de Bildu en sus propuestas. También ha advertido de «insuficiencias» en el acuerdo de Gobierno, pero ha inicidido en que prefiere valorar el esfuerzo de cuatro formaciones por llegar a un pacto común.

De Simón ha señalado a Esparza que lo importante no es con quién se pacta sino para qué. «Ustedes acaban de hacerlo en Madrid con Vox», le ha recordado al portavoz de Navarra Suma.

«Nuestro voto será favorable a su investidura porque es una oportunidad de dar continuidad a las políticas sociales los próximos 4 años», le ha indicado a Chivite. «Favoreceremos un gobierno alternativo a la derecha que tanto daño ha hecho a la ciudadanía navarra en los años anteriores», ha añadido.

Además