PNV y EH Bildu lideran un nuevo estatus soberanista y sin consenso en las exigencias identitarias

La ponencia de autogobierno celebró su última reunión el pasado miércoles en el Parlamento y volverá a reunirse mañana./
La ponencia de autogobierno celebró su última reunión el pasado miércoles en el Parlamento y volverá a reunirse mañana.

Los dos grupos abertzales han incluido en las bases la potestad para convocar referendos, una Seguridad Social propia o la relación «confederal» con el Estado

Miguel Villameriel
MIGUEL VILLAMERIELSAN SEBASTIÁN.

La ponencia de autogobierno del Parlamento Vasco entra esta semana en su fase decisiva, ya que los grupos prevén cerrar las bases del nuevo estatus entre mañana y el viernes para encargar después a un grupo de expertos la redacción del texto articulado que reformará el actual Estatuto de Gernika. En los dos últimos meses, PNV y EH Bildu han utilizado su mayoría absoluta en la Cámara para dar un arreón a la redacción de las bases, que han sido aprobadas por la ponencia con un marcado cariz soberanista, lo que ha supuesto el desmarque de Elkarrekin Podemos, PSE y PP, que han anunciado votos particulares. En esta recta final, aunque sea sobre la bocina, los grupos realizarán un último intento para ampliar el consenso en los capítulos finales de las bases, como el de derechos y deberes que debatirán mañana, aunque lo que queda por pactar está tan condicionado por los puntos anteriores que el acuerdo a estas alturas parece difícil.

En la última reunión del órgano parlamentario encargado de debatir sobre el futuro del autogobierno vasco, que se celebró el pasado miércoles, los grupos organizaron el trabajo de tal forma que esta misma semana se puedan cerrar las bases definitivamente con la sesión doble de mañana y el viernes. Una vez que PNV y EH Bildu aprobaron en solitario las bases del preámbulo, el título preliminar, el título competencial, el de poderes y el de hacienda, ya solo quedan por redactar los apartados de derechos y deberes, de política exterior y las disposiciones adicionales que se pudieran incorporar. La idea es cerrar estos capítulos esta semana para que, a la vuelta del verano, se pueda realizar el encargo a un grupo de expertos para que redacten un texto articulado de nuevo estatus en el plazo de ocho meses.

El calendario

Bases y principios
Esta semana
Los grupos parlamentarios se han conjurado para cerrar esta semana las bases y principios que deben regir el nuevo estatus, en dos reuniones de la ponencia que han sido convocadas para mañana y el viernes.
Texto articulado
Grupo de expertos
Una vez que se aprueben las bases del nuevo estatus, la ponencia se las entregará a un grupo de expertos nombrado por el Parlamento para que redacte un texto articulado.
Ocho meses
Es el plazo que tendrán los expertos para entregar el texto articulado a la ponencia.
Proposición de ley
Tramitación parlamentaria
Cuando el texto articulado vuelva al Parlamento, uno o varios grupos deberán tramitarlo como una proposición de ley, por lo que aún podrá ser modificado y tendrá recorrido en la Cámara vasca.
BASES DEL NUEVO ESTATUS APROBADAS POR PNV Y EH BILDUPREÁMBULO Identidad nacional
Euskal Herria
El nuevo estatus político para Araba, Bizkaia y Gipuzkoa -como parte integrante de Euskal Herria- será la expresión jurídico-política de la voluntad democrática de un Pueblo con identidad socio-cultural sostenida a lo largo de la historia; con rasgos políticos propios, lengua -el euskera- y cultura propias y un sentido altamente compartido de pertenencia a una misma comunidad política, a una misma nación.
Derecho a decidir
Consultas
Este acuerdo se sustentará en la voluntad libre y democráticamente expresada por la ciudadanía vasca tanto directamente (en distintas modalidades de consulta y/o referéndum) como a través de sus legítimos representantes (acuerdo en el Parlamento).
Legalidad y democracia
La actualización del autogobierno vasco debe atender el principio de legalidad. No obstante, el respeto a la legalidad no debe provocar la vulneración del principio democrático.
Acuerdo plural y transversal
Este Estatuto es un ejercicio del derecho y capacidad de decisión de la ciudadanía vasca que de forma mayoritaria y en este momento histórico decide alcanzar un acuerdo plural, amplio y transversal.
Vínculo con el Estado español
Bilateral y confederal
Se configurará un nuevo modelo de relación con el Estado, bilateral, de igual a igual, de respeto y reconocimiento mutuo, de naturaleza confederal.
No subordinación
La relación será de respeto mutuo y de no subordinación, y un régimen de garantías blindará el autogobierno vasco.
TÍTULO PRELIMINAR Sujeto jurídico-político
Vínculo con el Estado
El sujeto político estará vinculado al Estado español por una relación singular y bilateral de naturaleza confederal, en el marco constitucional.
Consultas y referéndums
Potestad
Las instituciones vascas tendrán la potestad para regular y gestionar la realización de consultas y referéndums.
Ciudadanía y nacionalidad
Ciudadanía
Reconocimiento de la ciudadanía vasca y la utilización de la vecindad administrativa, con independencia de cuál sea su procedencia o nacionalidad.
Nacionalidad
Habida cuenta del carácter plurinacional del Estado español y el nuevo modelo de relación con éste, se reconocerá la nacionalidad vasca a la ciudadanía en los términos regulados por Ley, aprobada en el Parlamento Vasco.
TÍTULO COMPETENCIAL Nuevas competencias
De carácter exclusivo
La lengua, el deporte y la cultura, la educación, la sanidad, la seguridad, el empleo público, el derecho civil, el régimen del Concierto Económico y la organización territorial.
Seguridad Social
Un nuevo bloque competencial atribuirá a los poderes públicos vascos todas las competencias relacionadas con los sistemas de relaciones laborales y de Seguridad Social.
Referendos
Capacidad para regular consultas y referendos.
PODERES Poder judicial
Tribunal máximo
PNV y EH Bildu discrepan sobre si el TSJPV debería ser el máximo tribunal o si el Tribunal Supremo tendría competencias en la legislación estatal.
Consejo judicial
El Consejo General Judicial Vasco sería el órgano de gobierno de los jueces y la Er-tzaintza sería la Policía judicial «a todos los efectos».
HACIENDA Y PATRIMONIO
Competencias exclusivas en materia de relaciones labores y de protección y Seguridad Social, «sin menoscabo de los mecanismos de solidaridad y de cooperación con el sistema vigente en el Estado».
Gasto público
Competencias en materia de régimen presupuestario, control del gasto público, tesorería y endeudamiento.
Bilateralidad efectiva en el sistema del Concierto Económico.

La posibilidad de que el consenso se amplíe más allá de PNV y EH Bildu en el apartado de derechos y deberes se debe a que Elkarrekin Podemos ha asumido la responsabilidad de redactar la síntesis de este capítulo tras recibir las aportaciones del resto de los grupos. La coalición morada considera que el texto que llevará mañana a la ponencia «abre una posibilidad de acuerdo en clave progresista entre los diferentes grupos de la Cámara, especialmente entre los de izquierda», por lo que le gustaría que el acuerdo pudiera englobar a PNV, EH Bildu, Elkarrekin Podemos y PSE. Una vieja aspiración de la coalición liderada por Lander Martínez que, hasta el momento, no se ha concretado en ningún punto.

Derechos y deberes

El capítulo de derechos y deberes en el que trabaja Elkarrekin Podemos destaca que los derechos sociales, políticos, económicos, humanos, culturales y ambientales deben ser el eje central del nuevo estatus. Incluye también un capítulo dedicado a la igualdad y a los derechos de las mujeres, una visión específica para la infancia, los adolescentes, los mayores, los migrantes y también para el pueblo gitano.

Asimismo, el borrador sobre el que ya negocian los grupos contempla la garantía del derecho a un empleo con condiciones y salarios suficientes, a una renta de garantía de ingresos por encima del umbral de la pobreza, plazas suficientes para preservar el derecho a la educación pública gratuita y el derecho a una completa sanidad pública y gratuita, a la que se debería dedicar el 7% del PIB.

Fuentes parlamentarias apuntan que muchas de estas materias serían susceptibles de concitar amplios consensos entre los grupos -incluso con el PP, que hasta ahora se ha mostrado reacio a entrar en cualquier pacto de la ponencia de autogobierno-, pero el problema es que vienen condicionadas por los capítulos que ya se han aprobado con los votos de PNV y EH Bildu. La carga soberanista que contienen el preámbulo y el título preliminar de las bases aprobadas, por ejemplo, complica sobremanera el encaje de muchos de los derechos que quedan por acordar. Elkarrekin Podemos y el PSE consideran que los puntos aprobados por la ponencia en las últimas semanas superan el actual marco constitucional, por lo que se podría poner en riesgo la articulación de nuevos derechos de carácter social si toda la reforma estatutaria acaba siendo recurrida al Tribunal Constitucional.

Competencias exclusivas

En los capítulos que ya han recibido el aval de PNV y EH Bildu en la ponencia se incluyen conceptos como el «derecho a decidir» y se otorga a las instituciones vascas la potestad para convocar consultas y referendos. Se establece también que la relación con el Estado sería de «naturaleza confederal», lo que garantizaría una relación «bilateral» de «no subordinación». También se abre la puerta a una «nacionalidad vasca» y se establecen «competencias exclusivas» en relaciones laborales y seguridad social, lo que conllevaría un sistema propio de Seguridad Social.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos