Peloponeso, un viaje idílico a través de la historia griega

Peloponeso, un viaje idílico a través de la historia griega

Entre playas de ensueño y elevaciones montañosas discurre una región repleta de importantes monumentos arqueológicos

ÁLVARO ROMERO

Grecia se presenta ante el mundo como un país especial, pues alberga importantes siglos de historia fundamentales para la humanidad, además de una compleja carga artística y cultural. A todo esto se suman famosas ciudades, regiones fascinantes y ricos entornos naturales, tanto en territorio continental como insular, pues cuenta con cientos de pedazos de tierra repartidos por las azules aguas del Mediterráneo.

Una de las comarcas a tener en cuenta es la del Peloponeso, península situada al sur de la Grecia continental, unida al resto del país por el istmo del Corinto. En su territorio aparecen monumentos arqueológicos de incalculable valor, urbes y castillos, parajes montañosos y costeros que hacen de esta parte de Grecia el lugar ideal para unas vacaciones relajantes, turismo cultural, deportes y todo tipo de actividades relacionadas con la historia. 

Corintia

La unidad periférica de Corintia es la primera comarca que se encuentra el visitante que accede desde Attica, nexo de unión entre el Peloponeso y el resto de Grecia. Allí es posible disfrutar de una importante variedad de opciones turísticas, desde enclaves de montaña hasta hermosas ubicaciones junto al mar, pasando por importantes lugares arqueológicos. Alberga restos arquitectónicos griegos, romanos y bizantinos. Las playas de Corinto y el Golfo Sarónico son perfectas para disfrutar del sol, y en la mayoría de ellas el mar convive con pinos, olivos y las vides creando un ambiente muy característico y agradable. 

Argólida

En la zona este del Peloponeso aparece la unidad periférica de Argólida, en sus tierras se extienden campos de cultivo con olivos y árboles frutales. Desde su privilegiada posición se asoma al golfo Argólico pues gran parte de su territorio costero discurre en torno a él. Su capital es la ciudad de Nauplia, que alberga uno de los puertos históricos más importantes de la zona. A pocos kilómetros se sitúa Argos, patria de varios personajes de la mitología griega. Todo ello sin olvidar Epidauro, con el santuario de Asclepio y el bello teatro.

Élide

La comarca de Élide, al igual que la de Corintia, combina mar y montaña. Ciudades tradicionales y playas de ensueño donde las aguas del Mediterráneo bañan sus arenas finas y rocas entre la sombra de pinos silvestres. En este territorio abundan los enclaves arqueológicos, lugares de la talla de Olimpia, importante santuario declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, donde se disputaban los Juegos Olímpicos; la urbe de Pirgos, capital de la región; o ciudades marítimas como Katákolo y Cilene.

Mesenia

La unidad periférica de Mesenia contempla costas recortadas, playas arenosas, montañas boscosas y valles fértiles. Factores que enamoran a todo turista que hasta allí se acerca y le convierten en un territorio de incuestionable belleza. Dichos factores geográficos coexisten con importantes monumentos arqueológicos. Los primeros pobladores llegaron durante el neolítico aunque fue durante la edad micénica cuando alcanzó su mayor apogeo. Las ciudades de Kalamata, Corone o Pilos se afianzan como algunas de las más destacadas.

Laconia

Esta comarca se ha convertido en un importante destino turístico que combina sitios relevantes levantados por la mano del hombre, como la ciudad de Mystras y su torre, la ciudad fortaleza de Monemvasia y los núcleos urbanos de la península de Mani ; con lugares naturales, como las cuevas de Diros, el monte Taigeto y cabo Tenaro. Habitada desde tiempos inmemoriales, serían los dorios los que convirtieran a Esparta en su capital, ciudad que durante siglos, junto con Atenas, sería una de las ciudades- estado más poderosas de la antigua Grecia.

Arcadia

Está geográficamente situada en el centro del Peloponeso, cuenta con enormes elevaciones montañosas y está bañado por el golfo de Argólida y el mar de Myrto. Cuenta con un excepcional relieve natural múltiple, paisajes excepcionalmente hermosos, regiones de intenso interés arqueológico y lugares históricos. Trípoli es su ciudad más importante, urbe que hace la función de capital de Arcadia. Otros lugares de interés son Vytina y Dimitsana, hermosos pueblos de montaña repletos de encanto.

Acaya

Acaya es una de las comarcas más destacadas del Peloponeso, pues guarda una importante carga histórica y alberga la ciudad más grande de la península y la tercera del país. Patras, está considerada como el centro político, económico y administrativo del oeste del país. Es precisamente la unidad periférica de Acaya el nexo de unión costero entre Grecia y Europa Occidental. Las características geográficas respetan las líneas clásicas del Peloponeso, con terreno montañoso que marida a la perfección con espectaculares playas.