'Etxean Bizi' ayudará a que las personas mayores vivan en sus casas

El alcalde, Julen Mendoza, dio inicio a la presentación en Merkatuzar. / ARIZMENDI
El alcalde, Julen Mendoza, dio inicio a la presentación en Merkatuzar. / ARIZMENDI

Se trata de un programa piloto establecido por la Diputación que ayudará a afrontar el reto del envejecimiento

MIKEL PÉREZ ERRENTERIA.

La Diputación Foral de Gipuzkoa ha presentado el programa piloto 'Etxean Bizi', dirigido a las personas mayores en situación de dependencia, para que puedan seguir viviendo en sus casas, garantizando para ello una atención sociosanitaria integrada, de acuerdo tanto a sus necesidades y preferencias como las de las personas cuidadoras.

El objetivo principal de 'Etxean Bizi', que forma parte de la iniciativa foral Etorkizuna Eraikiz, es «mejorar la calidad de vida de las personas mayores en situaciones de dependencia que viven en su entorno familiar y comunitario», ha señalado la diputada de Políticas Sociales, Maite Peña, que ha estado acompañada por el alcalde de Errenteria, Julen Mendoza, Mayte Sancho, de Matia Fundazioa y la trabajadora social del municipio, Amaia Korta, en un concurrido acto celebrado en Merkatuzar. Mendoza quiso recordar que Errenteria «es el municipio que más recursos dedica por persona de todo España a la atención y el bienestar de las personas» ya que «un municipio inclusivo es un municipio que permite el progreso social y económico». El proyecto está en marcha en Errenteria desde febrero, y 60 personas participan en él en dos grupos de 30 personas cada uno, para poder evaluarlo, ya que en el primero trabajan en base al modelo seguido hasta ahora, y en el segundo, en base al nuevo modelo.

En este sentido, Korta ha destacado que la iniciativa «ha tenido una acogida realmente buena». Cabe recordar que en el municipio hay 9.216 personas mayores de 65 años, un 23,4 % de la población, y 2.819 tienen más de 80 años.

Más del 80% prefiere su casa

La finalidad de 'Etxean Bizi' -ha apuntado Peña- es que esas personas mayores de Gipuzkoa que quieran seguir viviendo en sus casas puedan hacerlo, y son más del 80%».

Gracias a este programa se está realizando una «exhaustiva evaluación de necesidades» que validará la situación actual. En base a los resultados, se ofrecerá «una respuesta y cartera de servicios que se definirá en cooperación con las administraciones locales, sistema de salud y agentes del tercer sector integrando y coordinando las atenciones», ha explicado la diputada.

Todo ello se ha realizado con el apoyo técnico de Matia Fundazioa, a través de un diseño de investigación-acción que ya está en marcha en Elgoibar, Pasaia y Errenteria. Según ha explicado Mayte Sancho, durante un año en el conjunto de municipios se trabajará con 200 personas «con grado II de dependencia», de las cuales 100 constituyen el «grupo experimental» que recibirán un «modelo de atención» que integre atenciones «de todo tipo», sociales, sanitarias, acción voluntaria y otras procedentes de servicios de proximidad y entorno comunitario. Y en lo que respecta a las otras 100 -grupo de control-, ha especificado que permanecerán «con las atenciones» que reciben actualmente a la espera del análisis de las diferencias entre uno y otro grupo «en cuanto a su calidad de vida y la de las personas que les cuidan».

 

Fotos

Vídeos