El Papa apoya la entrada de Macedonia del Norte en la Unión Europea

El papa Francisco se despide durante la finalización de su viaje apostólico de este martes en Skopje. /Efe
El papa Francisco se despide durante la finalización de su viaje apostólico de este martes en Skopje. / Efe

En el vuelo de vuelta a Roma desde Skopje, Francisco descarta una próxima aprobación del diaconado femenino y pide seguir estudiando la cuestión antes de dar «una respuesta definitiva»

DARÍO MENORCorresponsal en Roma (Italia)

El Papa concluyó este martes su viaje de tres días por Bulgaria y Macedonia del Norte visitando este último país, al que respaldó públicamente en sus aspiraciones de entrar en la Unión Europea. Skopje lleva casi quince años negociando con Bruselas e incluso cambió su nombre en 2018 añadiendo la mención geográfica para poner fin al viejo pulso que mantenía con Grecia, que cuenta con una región denominada igual. Después de celebrar «la composición multiétnica y multirreligiosa» de la antigua república yugoslava, el Pontífice señaló que estas «características particulares tienen un significado relevante en el camino para una mayor integración con los países europeos».

En su discurso ante las autoridades en el Palacio Presidencial de Skopje, pidió que «tal integración se desarrolle positivamente en toda la región de los Balcanes occidentales, como también que se logre respetando siempre la diversidad y los derechos fundamentales». El presidente macedonio, Gjorge Ivanov, agradeció a Francisco «el apoyo continuo» para conseguir entrar en la UE y aprovechó para criticar las condiciones impuestas por Bruselas, responsables a su juicio de provocar una «crisis política y moral» en el país.

En su conversación con los periodistas que le acompañaban en el vuelo de vuelta a Roma desde Skopje, el Papa descartó una próxima aprobación del diaconado femenino. Hace tres años la Unión Internacional de Superioras Generales, la institución que aglutina a los institutos de consagradas a los que pertenecen más de 450.000 monjas, consiguió que se comprometiera a crear una comisión para estudiar cuál era el papel de las diaconisas en los primeros siglos de historia de la Iglesia. Los expertos de este grupo de trabajo entregaron antes del pasado verano sus conclusiones. «No hay certeza de que la ordenación fuera en la misma forma y con la misma finalidad que la ordenación masculina», dijo el Papa, destacando que hay que «seguir adelante» en la investigación antes de dar una «respuesta definitiva» sobre la posibilidad de recuperar el diaconado femenino.

Durante su visita a Macedonia del Norte, Francisco homenajeó a la más célebre de las católicas nacidas en el país, la Madre Teresa de Calcuta. Antes de visitar su monumento recordó a esta santa que «hizo de la caridad hacia el prójimo la ley suprema de su existencia, suscitando admiración en todo el mundo e inaugurando un específico y radical modo de ponerse al servicio de los que están abandonados, de los descartados, de los más pobres».