Los turistas toman el relevo de los clientes habituales del txotx en la temporada de verano

Los turistas toman el relevo de los clientes habituales del txotx en la temporada de verano

El 78% de quienes acuden a las sidrerías en julio y agosto son visitantes que creen que es una forma de conocer mejor Euskadi

Ana Vozmediano
ANA VOZMEDIANO SAN SEBASTIÁN.

Un año más comienza la temporada de txotx, la de toda la vida, la que se desarrolla en las sidrerías en pleno invierno y concentra a los habituales, la gran mayoría residentes en Gipuzkoa. Familias, cuadrillas vinculadas a la amistad o al trabajo se desplazan a estos establecimientos a los que les ha surgido un nuevo público, los turistas, atraídos por esta fórmula de establecimiento hostelero poco difundido hasta ahora, no solo por curiosidad sino también porque lo consideran como una experiencia gastronómica que les ayudará a conocer mejor Euskadi. Ellos prolongarán la temporada.

A eso apuntan los datos de un informe redactado por Basque Tour, la Agencia Vasca de Turismo, que indican que el 78% de los clientes de las sidrerías guipuzcoanas durante los meses de verano son turistas que se alojan en hoteles, sobre todo en los de tres estrellas o más, que residen fuera de Euskadi, que no han acudido nunca a una sidrería y que se encuentran de vacaciones en el País Vasco.

El informe afirma que la progresiva popularización del txotx han convertido a las sidrerías en un recurso turístico y gastronómico de Euskadi. Esto implicaría que sería de interés establecer estrategias para ampliar la promoción de las sidrerías en el periodo foráneo, aseguran los expertos.

«Además, se ha identificado durante este periodo estival a un público, un tercio del total, que podemos considerar cautivo de estos establecimientos, un target fidelizado, autóctono, que reside en Gipuzkoa, sobre todo en Donostialdea, que aprovecha la temporada del txotx, pero también verían con buenos ojos hacerlo a lo largo del verano», añaden.

Menos gasto

Como promedio, los turistas se dejan algo menos que los autóctonos, 27 euros frente a 29, y son más partidarios de acudir a comer que a cenar. La mayoría, el 62% va solo una vez, aunque valoran con más de ocho puntos la experiencia vivida.

El 32% se aloja en hoteles de tres o más estrellas, el 19% en pisos y alojamientos turísticos y el 15% en casas rurales. Solo el 5% procede de campings. El 91% se aloja en Gipuzkoa, el 46% del total en San Sebastián.

 

Fotos

Vídeos