GHK acuerda por unanimidad cerrar la vía judicial contra Intxaurrandieta y Errazkin

Exteriores del nuevo Complejo Medioambiental de Gipuzkoa, situado en Zubieta. /Usoz
Exteriores del nuevo Complejo Medioambiental de Gipuzkoa, situado en Zubieta. / Usoz

Da por finalizado el proceso en torno a la responsabilidad contable en la paralización de la anterior incineradora pero pide dos informes para cuantificar posibles daños

Alexis Algaba
ALEXIS ALGABA

«Es el momento de acabar con la confrontación política y dar una solución a todas las cuestiones judiciales que tenemos». Las palabras de José Ignacio Asensio, diputado de Medio Ambiente, esta semana en las páginas de este medio fueron claras en torno a la necesidad de dar carpetazo a la confrontación en torno a la gestión de los residuos que lleva décadas sufriendo Gipuzkoa. Y el primer caso ha llegado apenas unos días después. Asensio, en su papel también como presidente del Consorcio de Residuos de Gipuzkoa (GHK), ha propuesto este viernes a los participantes en la asamblea general que no se interpusiese un nuevo recurso contra la sentencia del Tribunal de Cuentas del Estado (TCU) que exculpa a dos excargos de EH Bildu de causar un daño a los fondos públicos por paralizar en anterior proyecto de incineradora en 2013. El planteamiento se ha aceptado por unanimidad, de forma que queda ya en un cajón la vía judicial iniciada contra los rectores de EH Bildu, Ainhoa Intxaurrandieta -expresidenta del Consorcio- e Iñaki Errazkin -exdiputado de Medio Ambiente-.

Y es que todo hacía indicar que el recorrido de una nueva apelación al Tribunal Supremo sería corto. Tras recibir la sentencia del Tribunal de Cuentas el pasado 4 de junio, el consorcio solicitó un informe sobre la viabilidad de interponer un recurso de casación contra dicho fallo, y las conclusiones han sido claras. «Cabe emitir opinión en el sentido de no razonable prosperidad de un recurso de casación contra la sentencia citada», concluye el informe en el que ha basado su decisión GHK y que apunta a que sería «improbable» que el recurso superase incluso el trámite de admisión que en estos casos suele ser complejo.

Así las cosas, la vía judicial encargada para valorar la responsabilidad contable de la paralización del anterior proyecto de la incineradora queda ya cerrada. Un proceso que arrancó después de que GHK interpusiera una denuncia a instancias de la Fiscalía del Tribunal de Cuentas solicitando el reintegro de 45 millones de euros a los dos denunciados por considerar que esta era la pérdida generada para GHK como consecuencia de la paralización del contrato en noviembre de 2013. El recurso también se apoyó en los informes del Tribunal de Cuentas del País Vasco (TCPV) que cifraban también ese potencial perjuicio generado por los anteriores rectores de GHK.

Depurar los daños causados

Pero aunque esa cuestión judicial queda ya aparcada, la otra derivada de la paralización de la incineradora, y no menos importante, ha dado pie a que GHK solicite dos nuevos informes sobre las actuaciones realizadas en 2013. El Consorcio ha analizado la sentencia del Tribunal superior de Justicia del País Vasco, que pone de manifiesto las irregularidades cometidas y la desviación de poder de los anteriores gestores de GHK. En base a ese fallo -que el Supremo refrendó- la asamblea de GHK ha aprobado este viernes la solicitud de dos nuevos informes para determinar «cuáles son las actuaciones procedentes, establecer si concurren indicios de responsabilidad, y cuantificar e identificar los posibles daños derivados».

Los estudios reclamados llegarán previsiblemente para antes de que finalice este ejercicio

El presidente de GHK ya presentó esta propuesta para solicitar los informes pertinentes en la asamblea celebrada el pasado mes de marzo, la última antes de las elecciones forales. Entonces, los representantes del PNV votaron en contra de pedir esas investigaciones, y justificaban su posicionamiento en la necesidad de conocer si el Tribunal de Cuentas refrendaba el fallo exculpatorio sobre los responsables de EH Bildu.

Una vez corroborada la sentencia, el PSE volvió a llevar este viernes la cuestión a debate en las sesiones celebradas en el Palacio Foral. En esta ocasión, los votos favorables del 75,1% de la asamblea -jeltzales y socialistas- han dado pie a que se confirme la solicitud de esos informes que, según señalan fuentes del Consorcio, podrían ver la luz para finales de este ejercicio. Una vez analizados, será el momento de que GHK decida si volver a recurrir o no a la vía judicial para exigir responsabilidades.

EH Bildu plantea adelantar 10 años los objetivos contra el cambio climático

EH Bildu presentará mociones en todas las instituciones vascas para reclamar políticas que hagan frente a la «emergencia climática» y para diseñar un plan que permita adelanta a 2040 la eliminación de gases de efecto invernadero. El parlamentario de la coalición abertzale, Mikel Otero, explicó este viernes la necesidad de ese acelerón y avanzó que ya han presentado esa iniciativa en el Parlamento Vasco y que próximamente lo harán en las Juntas de los tres territorios y en distintos ayuntamientos. Hasta ahora, la estrategia Klima 2050 incluye como objetivo que Euskadi sea neutral en la emisión de gases de efecto invernadero para ese 2050, como se han marcado también el resto de países europeos. La viceconsejera de Medio Ambiente, Elena Moreno, explicó la pasada semana que Klima 2050 revisará sus objetivos próximamente.