La recaudación en Gipuzkoa hasta febrero se reduce en un 0,3%

Edificio de Hacienda en San Sebastián. /Michelena
Edificio de Hacienda en San Sebastián. / Michelena

Hasta el 28 de febrero los ingresos por tributos alcanzaron los 651,6 millones de euros, 1,9 menos que en 2018

Mikel Madinabeitia
MIKEL MADINABEITIA

La Hacienda Foral de Gipuzkoa ha recaudado en los dos primeros meses del año 651,6 millones de euros, lo que supone una reducción del 0,3% respecto al mismo periodo del año, cuando se elevó a 653,617 millones, 1,9 millones más. En un comunicado, la Hacienda guipuzcoana ha destacado que los ingresos íntegros han disminuido un 1,5% y las devoluciones un 11,0%. La recaudación líquida de los impuestos directos ha disminuido el 4,3% y de los impuestos indirectos ha aumentado el 7,7%.

La evolución la explican, en el ámbito positivo, los crecimientos que ha tenido la recaudación del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) y los impuestos especiales. En el otro lado de la balanza, han tenido un efecto negativo la disminución de lo recaudado por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y el Impuesto sobre Sociedades.

El diputado foral de Hacienda y Finanzas, Jabier Larrañaga, ha señalado que la recaudación de los primeros meses del año no suele ser demasiado significativa. «Las cifras son muy similares a las del año pasado pero, aun así, cabe recordar que las campañas principales se llevan a cabo en verano, por lo que todavía es muy temprano para empezar a extraer conclusiones o lecturas de algún tipo», ha dicho. El diputado foral también ha recordado que 2018 fue un año «de record», y que en el presente «estamos comparando los datos con los de ese ejercicio extraordinario». «Va a ser un año de gran exigencia, tenemos mucho trabajo por delante para alcanzar el objetivo fijado», ha declarado.

Tiran el empleo y el consumo

En el ámbito del impuesto sobre la Renta, la Hacienda foral ha recaudado hasta la fecha 19 millones más (+6,1%) por rendimientos del trabajo. Las retenciones sobre ganancias patrimoniales, por su parte, han disminuido en 13 millones de euros (-88,3%) y las retenciones sobre capital mobiliario e inmobiliario se incrementaron en 1,5 millones (+15,3%) y 0,1 millones (+1,8%) respectivamente. A pesar de ello, el saldo global del IRPF es negativo, ya que se han recaudado 4 millones menos (-1%) que en el ejercicio precedente.

En lo que respecta al Impuesto sobre Sociedades, los ingresos de la cuota diferencial neta, concepto que grava los beneficios de las empresas, decrecieron en 0,6 millones: los ingresos brutos se redujeron en 3,1 millones, mientras que las devoluciones también bajaron en 2,5 millones. En lo que respecta al IVA, la recaudación de la parte del tributo que gestiona la Diputación Foral subió un 7,4%, es decir, se recaudaron 16,2 millones más: los ingresos bajaron en 0,7 millones (-0,2%), mientras que las devoluciones también se redujeron en 16,9 millones (-%22,6).