El puerto de Pasaia estudia ampliar el acceso y el calado para permitir que atraquen barcos de mayor tamaño

El puerto de Pasaia estudia ampliar el acceso y el calado para permitir que atraquen barcos de mayor tamaño

Las consultoras Acciona ALG y Siport21 están analizando las opciones viables, estudio que se presentará en septiembre

Fernando Segura
FERNANDO SEGURASAN SEBASTIÁN.

La actividad del Puerto de Pasaia se ve lastrada por sus reducidas dimensiones. Los condicionantes físicos, como la estrechez de la bocana, unida a la escasa profundidad de sus aguas, limitan el tamaño de los buques que pueden atracar. A su vez, el entorno densamente urbanizado impide disponer de amplias zonas de muelle y explanadas donde realizar el trasiego de las cargas.

La Autoridad Portuaria se plantea acometer las obras necesarias para que puedan operar buques de mayor porte. En septiembre de 2018 la entidad sacó a concurso el 'Estudio de factibilidad de la mejora de la navegabilidad en el canal de acceso a Lezo', siendo adjudicado a las consultoras Acciona ALG y Siport21.

El trabajo debe analizar el acceso marítimo al puerto, las superficies de agua abrigada, el calado de los muelles, las explanadas disponibles y los medios de manipulación existentes. El objetivo final es presentar las alternativas de mejora tanto de la accesibilidad como de la capacidad de la dársena.

La Autoridad Portuaria explicó ayer que en la actualidad se está trabajando en la simulación de las diferentes opciones. Las primeras conclusiones estarán disponibles para finales de julio, aunque el trabajo se extenderá hasta septiembre, con el objetivo de presentar en esa fecha la evaluación económica de cada una de las alternativas.

La finalidad última de estas mejoras es impulsar la competitividad del puerto guipuzcoano, máxime ante la ampliación del Puerto de Bilbao, que prevé comenzar en breve la comercialización de la primera fase del espigón central, es decir, 334.000 metros cuadrados de superficie y un kilómetro de línea de atraque, con 21 metros de calado. Cuando el espigón central esté totalmente operativo, dispondrá de 600.000 metros cuadrados. Para darse cuenta de la magnitud de la operación, baste señalar que Pasaia cuenta con un total de 481.000 metros cuadrados.

Por otra parte, el puerto guipuzcoano está trabajando para poner en marcha una línea de contenedores aprovechando la zona que ha quedado en desuso tras el cierre de la térmica de Iberdrola. Este negocio evoluciona hacia grandes buques, de ahí que resulte obligado ampliar los accesos y el calado de Pasaia para atraer a las navieras que se dedican a este negocio.

La Autoridad Portuaria señala que la tecnología actual permite que con un fondo de muelle de setenta metros se pueda ubicar una terminal con capacidad para manejar tres barcos a la semana, es decir, 50.000 o 60.000 contenedores al año.

El objetivo de la Autoridad Portuaria es alcanzar los 5 millones de toneladas, un reto distante de lograr si tenemos en cuenta que el año pasado se cerró con 3,1 millones. El presidente de la Autoridad Portuaria, Félix Garciandia, declaró ayer por medio de un comunicado que «la fuerza de una cadena es la de su eslabón más débil, y eslabón a eslabón, estamos trabajando de manera eficaz para que a partir de octubre puedan empezar a verse los resultados en la organización y ordenación del puerto».

La Naval

Por otra parte, ayer se celebró en en Getxo la Asamblea General del Foro Marítimo Vasco, organización integrada por 263 empresas. Según los datos aportados por la entidad, las empresas vascas del sector facturaron en 2018 un total de 2.786 millones de euros, dieron empleo a 13.556 trabajadores y representaron cerca del 2,2% del PIB de Euskadi. Al cierre del año, la cartera de pedidos ascendía a doce unidades, representando el 23% del total del Estado.

Por otro lado, la entidad lamentó que en 2018 se confirmaron los «temores existentes en el sector», en referencia al proceso concursal que ha derivado en la liquidación del astillero La Naval. «Tenemos la esperanza de que un nuevo inversor, con un buen proyecto industrial, vuelva a relanzar la actividad de nuestro emblemático astillero», señalaron los portavoces del Foro Marítimo.