Balonmano

Una dulce despedida de Europa

Una dulce despedida de Europa

La derrota encajada en Rumanía ante el Craiova no empaña el brillante bagaje obtenido en la Copa EHF

XABIER GALARTZA

El Super Amara se despidió de la fase de grupos de la Copa EHF con una indiscutible derrota, pero con la sensación de haber completado una de su mejores campañas en Europa de la última década.

El partido estuvo condicionado por el hecho de que ninguno de los dos equipos se jugaba nada al haber quedado condenados la víspera con la victoria a domicilio del Nykobing Falster al líder Prodavka. Es una pena que en esta última jornada no se jugaran los partidos de manera simultánea, lo que permitiría en todo momento a los equipos seguir vivos y jugar con mayor ambición.

Evidentemente, esta situación repercutió en gran medida en el espectáculo. La falta lógica de tensión se dejó sentir. Los objetivos a lograr pasaron a ser más modestos. El Craiova moralmente debía limpiar su imagen del sonrojante varapalo que sufríó en la ida en Artaleku y el Super Amara, por su parte, trató de despedirse de Europa con una victoria lejos de casa.

Ambos equipos saltaron a la cancha con el afán de hacerse con el control de la contienda. El Super Amara intentó restar autoridad a las locales volviendo a plantear la defensa presionante que tan buen resultado le dio la pasada jornada en casa ante el hasta entonces invicto líder Prodavka.

La medida funcionó relativamente y más que un 5:1 muy desarrollado dio la impresión por momentos que llegaron a ejercer la presión en toda la cancha. La medida fue transitoria y volvieron a replegarse, después de encajar un par de goles. Las rumanas encontraron la forma de llegar hasta la línea de seis metros y batir a Castellanos.

Seguidamente el partido entró en una fase de despropósitos y pérdidas de balón por ambas partes. La falta de tensión lo puede justificar en cierto modo, aunque fue un tanto excesivo, ya que los dos equipos se marcharon con más de una docena de pérdidas para el descanso. Esto contribuyó a deslucir una contienda que tuvo sus momentos vistosos y espectaculares. En estas situaciones es la brasileña Adriana Cardoso, que salió a suplir a la internacional Maitane Etxeberria, la que suele salir a la palestra. En Rumanía tampoco se privó de brindar al espectador un soberbio y medido lanzamiento en rosca desde su posición natural de extremo izquierdo. Este gesto fue de agradecer.

El primer damnificado por la acumulación de imprecisiones fue el Bera Bera al ver cómo se escapaba en el marcador el Craiova en un abrir y cerrar de ojos (9-4), tras infligirle un parcial de 6-1.

Lejos de arrojar la toalla y de dejarse llevar, el contexto invitaba a que ocurriera, el Super Amara apeló a su capacidad de reacción y en un tiempo récord volvió a entrar de lleno en la contienda al volverla a equilibrar (9-9), apoyándose en la eficacia anotadora de sus dos resolutivas extremos, la citada Cardoso y la barcelonesa Sara Gil de la Vega. En este intervalo es en el que mayor número de contragolpes y penas máximas concentraron. No en vano, nos estamos refiriendo a sus dos recursos más rentables de cara a portería.

Reanudación en tromba

Al descanso se marcharon con dos goles abajo, lo que permitía seguir aspirando a la victoria. Sin embargo, a poco de la reanudación el Craiova se encargó de borrar de inmediato esta idea de la mente de las jugadoras del Bera Bera al apretar al máximo el acelerador.

El primer aviso fue el parcial de 4-0 con el que fueron recibidas, lo que dejaba el partido encarrilado para las rumanas (17-11). De poco sirvió la pena máxima que transformó Cardoso. La baja o casi inexistente productividad goleadora en el tercer cuarto fue determinante. El Bera Bera evitó finalmente encajar un marcador de escándalo al llegar a ceder hasta de diez goles (23-13).

26 SCM Craiova

Dzhukeva (1); Ianasi (5), Gjeorgjievska (2), Tataro (3), Trifunovic (1), Selaru (2), Ion -equipo inicial-, Curment; Nikolic (1), Sereric (1), Fachinello, Costa, Colac, Tanasie (3) y Vizitiu (7).

23 Super Amara Bera Bera

Castellanos; Arrojeria (2), Menédez, Etxeberria, Camejo, Gil (3, 1p), Arderíus (3) -equipo inicial-, Arruda; Sans (1), Terés, Ezkurdia (4), Karsten, Azurmendi, Cardoso (10, 4p) y Berasategi.

Árbitros
Sasa Pandzic y Boris Satordzija (Bosnia ), que excluyeron a Gjeorgjievska, Ianasi (2), Costa y Seric por el Craiova ya Etxeberria, Arrojeria y Terés por el Bera Bera.
Marcador cada cinco minutos
1-2, 3-3, 8-4, 9-6, 11-9, 13-11 (descanso), 17-11, 21-13, 24-15, 25-18, 25-21 y 26-23 (final).
Incidencias
Sexta y última jornada de la Copa EHF jugado en la Sala Polivalente de Craiova.
 

Fotos

Vídeos