Mourinho, el rey del finiquito

José Mourinho abandona Old Trafford. /Reuters
José Mourinho abandona Old Trafford. / Reuters

El entrenador portugués ha cobrado en los últimos once años la friolera de 68 millones en indemnizaciones tras ser destituido

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

José Mourinho no tiene motivos para estar triste a pesar de estar en el paro. El técnico portugués se quedó sin trabajo este martes después de que el Manchester United le despidiera por la mala racha de resultados que atravesaban los 'red devils'. El Manchester United está a 19 puntos del líder de la Premier League, el Liverpool, y se encuentra a once puntos de los puestos que dan acceso a la Liga de Campeones. Pero esta situación que para muchos entrenadores supone un disgusto, para el técnico portugués no ha dejado de ser un alivio.

En los últimos once años Mourinho ha recibido 25 millones del United, 17 del Chelsea -en su segunda etapa- y 26 'kilos' en su segunda etapa con el equipo 'blue'

Mourinho parecía estar deseando que llegara esta situación a tenor de lo visto en los dos últimos partidos en los que estuvo en el banquillo del United. Ante el Valencia hizo un once titular sorprendente y, a pesar de que la Juventus iba perdiendo y una victoria suya podía darles el primer puesto no dio indicaciones a sus jugadores en ningún momento del partido. Además, en los cambios, lejos de tenerlos preparados, improvisó sobre la marcha dando entrada al campo a jugadores que no habían hecho ejercicios de calentamiento. Una situación similar a la que se vio en el partido del sábado ante el Liverpool, donde la indolencia del luso - que llevaba semanas sin preparar los duelos como acostumbraba e incluso faltando a alguna sesión- era más que patente.

El Chelsea, un dineral en indemnizaciones

De hecho, el despido de Mourinho como entrenador del Manchester United le va a dejar un finiquito de 25 millones de euros, que sumados a los 17 que cobró hace tres años cuando fue destituido del Chelsea en su segunda etapa, y los 26 que cobró en 2005 cuando fue despedido por primera vez en el conjunto 'blue', debido a diferencias con el multimillonario ruso dueño del club Roman Abramovich, suman 68 millones. Unas cifras que le convierten en el auténtico rey del finiquito.

André Villas-Boas, en su etapa como técnico del Chelsea.
André Villas-Boas, en su etapa como técnico del Chelsea. / Afp

Pero el técnico luso no es el único que ha recibido buenas cantidades de dinero en los últimos años por su despido y casi siempre con el Chelsea como protagonista pagador. En 2009, el conjunto 'blue' despidió a Luiz Felipe Scolari a cambio de 17 millones de euros. Entonces, el equipo era el cuarto clasificado de la Premier League con 49 puntos, siete menos que el líder, el Manchester United. Tres años más tarde, el Chelsea destituyó a André Villas-Boas tras caer derrotado ante el West Brom y ocupar la quinta posición en la tabla y el técnico portugués, tras recibir un finiquito de 12,3 millones, mandó un recado al dueño del club londinense al señalar que «un despido en el Chelsea es como cualquier otro día en la oficina».

Una máxima que se confirmó con el despido de Antonio Conte a final de la pasada temporada tras conquistar la FA Cup, acabar en quinta posición en la Premier League, fuera de los puestos de la Liga de Campeones y a 30 puntos del campeón, el Manchester City. El técnico italiano le reclama al conjunto 'blue' la friolera de 23 millones de euros.

El Manchester United se ha acostumbrado a tener que desembolsar grandes cantidades de dinero tras despedir a sus entrenadores

El Manchester United, que tendrá que afrontar el finiquito de José Mourinho de 25 millones en los próximos días, también está acostumbrado a tener que desembolsar grandes cantidades de dinero tras despedir a sus entrenadores. En 2014, David Moyes fue echado como entrenador del United a falta de cuatro partidos tras caer ante el Everton y ser séptimo en la clasificación con 11 derrotas y 7 empates. El escocés 10,2 millones de euros por su despido. Otro que tuvo que salir antes de tiempo del banquillo del United a cambio de una importante cantidad de dinero, 8 millones, fue Louis Van Gaal. El holandés, dejó el banquillo de los 'red devils' en 2016 apenas dos días después de ganar el primer trofeo en tres años, la FA Cup.

En España, Rafa Benítez

Otro de los últimos finiquitos importantes en el fútbol europeo lo pagó el Paris Saint Germain a Laurent Blanc en 2016 meses después de que firmara un nuevo contrato por dos temporadas con el equipo parisino. El francés recibió 22 millones de euros tras ganar tres Ligas y no poder pasar de los cuartos de final de la Liga de Campeones. Otro entrenador que recibió una buena suma de dinero tras ser despedido fue Roberto Martínez, que cuando salió del Everton en 2016 cobró 11 millones de euros, tras caer por un contundente 3-0 a manos del Sunderland, en el penúltimo partido de la Premier League 2015-16.

Rafa Benítez, en su etapa en el Real Madrid.
Rafa Benítez, en su etapa en el Real Madrid. / Efe

En España, el entrenador que se ha llevado una indemnización más alta en los últimos años ha sido Rafa Benítez, que recibió siete millones del Real Madrid tras ser despedido en 2016 cuando iba tercero en la clasificación liguera a cuatro puntos del líder, se había clasificado para octavos de final de la Champions con cinco victorias y un empate y había caído en la Copa ante el Cádiz, por aquella famosa alineación indebida.

Más información