Tim Roth, la estrella fugaz

Tim Roth a su llegada a San Sebastián / J.M. López

El actor británico viene al Zinemaldia a presentar su último trabajo, 'The Song of Name'

Ainhoa Múgica
AINHOA MÚGICASan Sebastián

Rápida y fugaz. Así ha sido la llegada de Tim Roth, poco antes de las 18 horas, al Hotel María Cristina. En pocos segundos ha pasado del coche oficial del Zinemaldia a la puerta del hotel, sin detenerse ante las decenas de fans que le esperaban. Solamente un breve saludo y después el apretón de manos al director del certamen, José Luis Rebordinos. Las decenas de curiosos y fans que esperan pacientemente a la llegada de las estrellas esta tarde se han quedado con las ganas de más.

Para verle, y escucharle, habrá que esperar a la rueda de prensa en la que mañana el actor presentará su última película, 'The Song of the Name'. Este filme se proyectará durante en la clausura del certamen que tendrá lugar mañana sábado en el Kursaal.

Actor de carisma y cargado de papeles memorables desde que despuntó con Quentin Tarantino en 'Reservoir Dogs' y 'Pulp Fiction', Tim Roth regresa hoy al Zinemaldia como protagonista de 'The Song of Names', película dirigida por François Girard. Su última visita fue en la edición de 2015, con dos películas que pudieron verse en Horizontes Latinos: '600 millas' y 'Chronic'.

La historia protagonizada por Tim Roth está ambientada durante la II Guerra Mundial. Martin, un niño de nueve años, se encariña de su hermano recién adoptado, Dovidl, un prodigio del violín de su misma edad que acaba de llegar a Londres como refugiado judío de origen polaco. Tiempo después, horas antes de ofrecer su primer concierto a la edad de 21 años, Dovidl desaparece sin dejar rastro, provocando la vergüenza y la ruina de su familia. Al cabo de muchos años, un joven violinista muestra a Martin, que ya tiene 56 años, una filigrana estilística que sólo Dovidl podría haberle enseñado.

Noticias relacionadas