Mírame

Rosa Belmonte
ROSA BELMONTE

Claro que Kevin Spacey en 'House of Cards' no fue el primero en mirar a la cámara y hablarnos. Ya lo había hecho Ian Richardson en la serie original británica. Y claro que en 'Modern Family' lo hacen, pero sólo al fingir estar en un docu-reality. Dos de las mejores producciones ahora mismo en antena (o en lo que sea) rompen la cuarta pared. Phoebe Waller-Bridge lo hace en 'Fleabag' (Amazon), aunque era una marca de la casa ya en la primera temporada. Suranne Jones también nos mira y nos desarma en la extraordinaria miniserie 'Gentleman Jack' (HBO). Esta creación de Sally Wainwright ('Happy Valley') me tiene tan subyugada que entre el capítulo cuarto y el quinto me he vuelto a tragar 'Doctor Foster', protagonizada igualmente por Suranne Jones. Esta se puede ver en Netflix y qué cosa tan horrible es su final. Y ahí Suranne Jones habla a la cámara, si bien de forma excepcional. Se pueden citar muchas series vistas aquí que todo el mundo conoce y que alguna vez han roto la cuarta pared. De 'Salvados por la campana' a 'El príncipe de Bel-Air'. De 'Doctor en Alaska' a 'Malcolm in the Middle'. De '30 Rock' a 'Cómo conocí a vuestra madre'. Y muchas más.

'Fleabag' tiene esta segunda temporada una escena antológica. Entiendo que Phoebe Waller-Bridge dejara un poco de lado 'Killing Eve' (qué raro es ver ahora en 'Doctor Foster' a Jodie Comer) para centrarse en dar punto a la comedia que escribe y protagoniza. La escena es entre Phoebe Waller-Bridge y Kristin Scott Thomas y no sé si me gusta más cuando esta dice que los premios a las mujeres (la mejor empresaria y cosas así) son la mesa de los niños de los premios o cuando, ante la pregunta de por qué lo acepta, dice que porque no quiere parecer una capulla. Porque sí, no eres mejor por decir no a algo que no te apetece, desprecias o te parece una gilipollez.

Siento mucho que en 'Chernobyl' (HBO), Emily Watson no mire a la cámara, porque habría estado bien que lo hicieran no en dos, sino en las tres mejores series que ahora mismo podemos ver. Es que 'Veep' y 'The Good Fight' se han acabado. La otra me da igual.