'Paseko txoriak', la doble urgencia de Juanmi Gutiérrez

Kany Peñalba. /ARIZMENDI
Kany Peñalba. / ARIZMENDI

La última película del cineasta errenteriarra, que terminó diez días antes de fallecer, se presenta mañana en el Festival de Cine y Derechos Humanos

Nerea Azurmendi
NEREA AZURMENDI

Por razones que, tal como está el mundo, son fáciles de entender, en la presente edición del Festival de Cine y Derechos Humanos que se está desarrollando a lo largo de esta semana en San Sebastián abundan las películas sobre refugiados, migrantes, desplazados y, en general, personas que huyen de realidades invivibles sin tener la certeza de que vayan a encontrar un lugar que les acoja. Y no hace falta ir a países en conflicto o a fronteras lejanas para conocer de cerca sus experiencias. En los últimos meses, esa realidad se ha materializado en los puentes que, entre Irun y Hendaia, cruzan un Bidasoa que parece recuperar su carácter de frontera, no ya para los locales sino para quienes vienen de muy lejos.

Esa cercanía es, justamente, uno de los valores añadidos de 'Paseko txoriak', el último trabajo del cineasta errenteriarra Juanma Gutiérrez, que falleció el pasado mes de febrero a los 73 años, de manera inesperada. Cuando el director, cuya obra está marcada por un fuerte compromiso social, tuvo conocimiento de la situación, y supo que tanto en Hendaia como en Irun los ciudadanos se estaban organizando para ayudar a esas personas que cada noche, convertidas en sombras, querían pasar un puente que, supuestamente, les iba a llevar a una vida mejor, quiso contarlo. Porque, tal como ha recordado esta mañana Kany Peñalba, compañera de vida y, como productora, de proyectos cinematográficos de Gutiérrez, «una de sus metas era dar valor a las acciones sociales de la gente de la calle». Comenzó a contactar con las redes de apoyo de ambos lados del río, empezó a tomar forma el proyecto, y el resultado es 'Paseko txoriak-Aves de paso', un documental de 77 minutos que recoge las voces de los migrantes pero se basa, sobre todo, en los testimonios de los integrantes de organizaciones como Irungo Harrera Sarea. La película se proyectará mañana, miércoles 10 de abril, en el Teatro Victoria Eugenia, a las 19:00 horas, y en el debate que le seguirá participarán representantes de Irungo Harrera Sarea y la Cruz Roja.

Una gran satisfacción

El proyecto echó a andar el pasado mes de octubre, y en poco más de tres meses estaba terminado. «Nunca he visto a Juanmi darse tanta prisa con una película. La acabó pocos días antes de ser operado. En principio era una cirugía menor, yo estaba convencida de que todo iba a ir bien, pero ahora creo que él ya presentía que iba a pasar algo y quería tener terminado el documental antes de entrar en el quirófano», ha recordado Peñalba.

No era esa la única sensación de urgencia que les movió a actuar con mucha celeridad. La situación en Irun también podía cambiar de un día a otro, y ellos querían captar lo que estaba sucediendo, cuando estaba sucediendo. Juanma Gutiérrez era una presencia habitual en los festivales cinematográficos donostiarras, tanto en el Zinemaldia -el año pasado presentó 'Baules' en Zinemira- como en el Festival de Cine y Derechos Humanos que organiza Donostia Kultura. Tampoco quería faltar este año. Unos días antes de fallecer, presentó la película y tuvo tiempo para saber que había sido aceptada. «Se murió con la satisfacción de saber que su trabajo iba a ser visto», ha recordado Kany Peñalba, destacando que ese era su principal objetivo como cineasta: «Hacer documentales para dar visibilidad a iniciativas y temas de interés social».