Coro Safari: «Música para acercar mundos»

Integrantes del 'Coro Safari' en su primera actuación en Madrid./
Integrantes del 'Coro Safari' en su primera actuación en Madrid.

Niños ugandeses de una escuela-orfanato recorren parte de España cumpliendo su sueño y mostrando su talento musical durante el mes de julio

ELENA MARTÍN LÓPEZmadrid

Recuerdas cuando querías ser astronauta, princesa, futbolista o cantante? Era esa época en la que el abanico de posibilidades de futuro que se abría ante tus ojos era inmenso y nadie ponía límites a tu imaginación. Paulo Coelho dijo una vez que "la posibilidad de realizar un sueño es lo que hace que la vida sea interesante", y no pudo acertar más. Los sueños, tanto los que se tienen de noche como los que surgen al estar despierto, son el motor que mueve el corazón humano. Una vida sin sueños sería insustancial, anodina y tremendamente aburrida. Las fantasías, lejos de ser "cosa de cuentos", son el mejor espejo de las inquietudes de cada uno.

Los niños del 'Coro Safari', a pesar de ser huérfanos o víctimas de la extrema pobreza, los abusos o marginación, también sueñan. Su mayor sueño era viajar y abrir los corazones de las personas con la música y el baile, y este mes de julio lo han conseguido. Las personas que han hecho posible hacerlo realidad han sido Mama Debora y su marido Richard, dueños de una humilde escuela-orfanato en Entebbe, Uganda, donde velan por el bienestar y la educación de 207 niños; y Almudena Barbero, presidenta de la Fundación sin ánimo de lucro Nzuri Daima, que colabora con ellos desde hace ocho años.

Mama Debora explica que ella misma sufrió grandes penurias siendo joven, además de la falta de amor materno y paterno, pero "me prometí a mi misma que si algún día tenía los medios suficientes ayudaría y acogería a los niños necesitados que se cruzaran en mi camino para que no padecieran lo mismo que yo, y creo que Dios escuchó mi plegaria", dice emocionada. Ella conoció a Barbero gracias a Joy, una joven de quince años que proviene de una familia pobre, sin recursos suficientes para pagar sus estudios y que iba de oyente a la escuela de Mama Debora.

La pequeña encontró a Almudena por casualidad cuando pedía ayuda, y le entregó un papel donde podía leerse: "Me llamo Joy y necesito que me apadrines". La presidenta de la Fundación cuenta que, después de aquello "no solo apadrinamos a los niños, sino que nos enamoramos del proyecto. Hasta entonces habían contado con la ayuda de una organización americana, pero en aquel momento se encontraba en crisis, así que nosotros tomamos el relevo".

Música que sana el alma

El 'Coro Safari' era uno de los pilares de la escuela, y resultó, además, que Joy era la compositora de todas las canciones. "El 'Coro Safari' ya existía pero nosotros lo potenciamos, le dimos más importancia y lo direccionamos un poco", explica Barbero. "Dado que son niños que han sufrido mucho -sobre todo las niñas- utilizamos la música como un medio de sanación para devolverles la autoestima y sacar de ellos toda esa energía y potencial que pueden dar", añade.

Otro objetivo que quieren conseguir es "desmitificar la imagen de los pobrecitos niños negritos con sus tambores", aclara Barrera. Para ello, "se escogen canciones conocidas en español, catalán, inglés, francés y luganda para, de alguna manera, utilizar este lenguaje universal que es la música para acercar realidades y acercar corazones" porque, lejos de lo que se pueda pensar, "estos son niños iguales a cualquier otros, solo que con circunstancias de vida diferentes", agrega.

Una de las cosas que les diferencia de la mayoría de los jóvenes españoles es la falta de cariño. Todos ellos al venir a España se sorprenden no solo de las grandes carreteras, los altos edificios, los curiosos lavabos -tan diferentes y difíciles de utilizar en comparación a sus letrinas- o los exquisitos sabores de la comida; sino del cariño que reciben de las familias de acogida. Sus historias personales muestran el sufrimiento que han pasado y que tratan de paliar con la música. Joy, por ejemplo, dice que cantar es "como estar en el cielo y puede cambiar la vida de la gente". Otro integrante del coro, Paul, un niño de 14 años, expresa que "al cantar me siento feliz, a gusto y libre, porque la música te une a los demás".

Canciones con significado

El nombre del coro tiene un significado muy ligado a su ideología, acercar mundos con la música. 'Safari' significa 'viaje' en suajili, y es en ese viaje en el que, este mes de julio, están inmersos 28 de los 207 niños de la escuela. "La selección fue lo más difícil, pero que el resto no estén aquí no significa que no existan o que no necesiten ayuda", expresa Almudena. Como recuerdo a ellos y en honor a Joy, esta primera gira por España se llama 'Joy's miracle' (El milagro de Joy), y alude a "cómo una niña es capaz de generar todo este movimiento de transformación y de cambio para un montón de niños". En cuanto a ello, Joy dice que "me siento muy orgullosa, porque es muy bonito cuando empiezas algo y funciona. Para mí es muy especial porque no me podía imaginar que iba a ser así".

Las canciones elegidas también tienen historia detrás, "queremos que sean el altavoz de diferentes temáticas sociales", explica Barrera. 'Looking for Paradise', de Alejandro Sanz, "recuerda a todas las personas que mueren cruzando el estrecho buscando ese trocito de paraíso y esa vida mejor, o a los atrapados en las fronteras", aclara. Mientras que 'No dudaría', de Antonio Flores, "alude al compromiso personal de abogar por la no violencia y el no uso de las armas, porque Uganda ha sido un país muy castigado por una durísima Guerra Civil, y con muchísimos niños soldado", añade.

Este sueño de viajar se ha hecho realidad y está superando con creces sus expectativas. El pasado 13 de julio actuaron en la Casa Encendida de Madrid, y hubo tanta afluencia de gente que no solo se llenó la sala, sino que se habilitó otro espacio donde el resto de asistentes vieron el espectáculo a través de una pantalla. El pasado lunes 18 de julio, estuvieron en Santiago de Compostela, y un día después -19 de julio- triunfaron en La Coruña junto a uno de sus padrinos, Alejandro Sanz, que está de gira por el país. El 23 y 24 de este mes, actuarán en Madrid nuevamente antes de volver a la realidad y viajar a Uganda.