La armada del emperador Qin Shi Huang desembarca en Pasaia

Los guerreros de Xian esperan a los visitantes en Pasaia/Usoz
Los guerreros de Xian esperan a los visitantes en Pasaia / Usoz

La exposición abre hoy sus puertas al público en Casa Ciriza

Borja Olaizola
BORJA OLAIZOLASan Sebastián

Han viajado desde muy lejos en el tiempo y en el espacio para acantonarse en la Casa Ciriza de Pasaia, que durante los próximos tres meses será su cuartel general. Son las réplicas de algunos de los más de 8.000 guerreros que conformaban el ejército de terracota con el que se hizo enterrar hace 2.300 años Qin Shi Huang, el hombre que se convirtió en el primer emperador de lo que hoy conocemos como China después de haber unificado un territorio que hasta entonces había estado fragmentado en diferentes reinos. Obsesionado por la inmortalidad, el también llamado primer emperador de China fue el artífice y máximo general de esa armada inanimada que constituye uno de los más sorprendentes descubrimientos arqueológicos de la época contemporánea.

Entradas

Los guerreros ocupan buena parte de las instalaciones de Casa Ciriza, un recinto perteneciente a la Autoridad Portuaria con un gran potencial desde un punto de vista expositivo. Las figuras, réplicas exactas de las originales halladas en la provincia china de Shaanxi, impresionan por su disposición marcial y la precisión de sus rasgos y atuendos. De tamaño natural, da la sensación de que de un momento a otro podrían cobrar vida para echar mano de sus espadas y plantar cara a cualquier enemigo de su emperador. El realismo de las figuras, que resulta excepcional en el arte chino de la época, ha llevado a los especialistas a plantearse una hipótesis que apunta a la posible presencia entre los artesanos que tallaron las figuras de artistas familiarizados con la escultura helenística. Esa teoría se ha visto al parecer refrendada por el hallazgo de restos de ADN de origen occidental en algunos de los esqueletos localizados cerca del yacimiento.

Documental de introducción

La exposición abrirá este viernes sus puertas al público. Como preámbulo, autoridades y organizadores han podido echar un primer vistazo a la muestra en un acto en el que han participado la alcaldesa de Pasaia, Izaskun Gómez, el diputado foral de Cultura, Denis Itxaso, así como la directora de Turismo de la Diputación, Maite Cruzado. También han estado presentes el director de la Autoridad Portuaria, Félix Garciandia, el responsable de operaciones de la zona norte de Naturgy, Alberto Fariza, y el director general de El Diario Vasco, David Martínez, en representación de las empresas que organizan y patrocinan el proyecto. La comisaria de la exposición, María José Fernández, ha guiado a los presentes por la instalación y les ha explicado algunos pormenores de lo que iban viendo.

La exposición ocupa la planta baja y un rellano de la Casa Ciriza, la antigua sede de uno de los principales armadores de la flota del bacalao en los años dorados de esa pesquería. Los visitantes acceden nada más entrar a una pequeña sala donde se proyecta un documental que les introduce en la instalación. Tras situarse por medio de ese preámbulo en la China del primer emperador, llega la hora de iniciar el recorrido. Los paneles que acompañan las figuras proporcionan abundante información sobre diferentes aspectos de la sociedad china de la época. También repasan el proceso de construcción del ejército inmortal y las funciones que desempeñaban los artesanos encargados de la tarea. Se calcula que en la fabricación de las 8.000 figuras participaron unos 700.000 trabajadores durante casi cuatro décadas. La gran estrella de la instalación es la reproducción a escala real de una sección de uno de los fosos del yacimiento que incorpora 65 figuras de guerreros. Contemplando esa sección del foso desde la plataforma habilitada al efecto el visitante se hace a la idea de la sensación que tuvieron que experimentar los descubridores del imponente ejército enterrado.

El yacimiento, ha recordado la comisaria de la exposición, fue localizado en 1974 por unos campesinos que buscaban agua para sus cultivos. Las excavaciones sacaron a la luz un enorme ejército que había permanecido más de 2.000 años bajo tierra y del que no se tenía ninguna noticia. Los historiadores chinos sabían por documentos de época de que el mausoleo en el que fue enterrado el primer emperador era una exhibición de poderío sin precedentes, pero ignoraban la presencia de esa armada inmortal. La tumba del emperador, de hecho, sigue sin abrirse porque se cree que el contacto de las superficies ahora bajo tierra con la atmósfera causaría daños irreparables. La comisaria María José Fernández ha recordado en ese sentido que todos los guerreros de Xian fueron coloreados, pero que tras su desenterramiento los pigmentos se desprendieron. «Hasta que no se encuentre un tratamiento para que eso no ocurra se ha paralizado la extracción de nuevas figuras».

Los datos

Título
: 'Terracota Warriors. The Army of the First Emperor of China'. La exposición de los Guerreros de Xian.
Precios
: Adultos: 9 euros. Niños: 6 euros. Pack familiar (2 adultos + 2 niños: 24 euros). (2 adultos + 3 niños: 27 euros). 0-3 años: Gratis.
Horarios
: Martes a jueves: 16-20 h. Viernes y víspera de festivos: 16-21 h. Sábados, domingos y festivos: 11-14 h y 16-21 h. Semana Santa y Pascua: 11-14 h y 16-21 h.
Aparcamiento
: en la rotonda de acceso a Pasaia hay un indicador que conduce a un aparcamiento habilitado para los visitantes.
COMPRA DE ENTRADAS
: www.guerrerosterracota.com