El Orfeón busca novios en Arrate

Inicios. El Orfeón Debabarrena es una formación reciente y se presentó por primera vez ante el público eibarrés en la recta final del año 2016. /  FÉLIX MORQUECHO
Inicios. El Orfeón Debabarrena es una formación reciente y se presentó por primera vez ante el público eibarrés en la recta final del año 2016. / FÉLIX MORQUECHO

La Cruz de Arrate acoge este domingo a las 17.00 un concierto de música coral contemporánea con el Orfeón Debabarrena

Félix Morquecho
FÉLIX MORQUECHO EIBAR.

Dice la tradición que quien da tres vueltas a la Cruz de Arrate y reza tres credos encontrará novio o novia. Medio en serio medio en broma son miles de eibarreses los que han sucumbido al experimento, y los integrantes del Orfeón Debabarrena serán los siguientes en someterse al influjo de la Cruz. Este domingo a las 17.00 horas ofrecerán un concierto abierto a todo aquel que quiera acercarse, solteros o casados serán igualmente recibidos.

«El primer objetivo era hacer una actuación con el programa que estamos preparando para un concierto que vamos a ofrecer en Segovia en octubre, y queríamos hacerlo de una manera informal», recuerda el director José Miguel Laskurain. De ahí surgió la idea de actuar en Arrate, y la Cruz ofreció el juego de titular el concierto 'Nobix@a bilatzen!', buscando novio/a. El Orfeón sigue abierto a nuevas incorporaciones, y de ahí el juego con la Cruz. «Buscamos más novios que novias. Actualmente somos una treintena de integrantes pero hay una mayoría de mujeres». Ellas van llegando al Orfeón pero aunque también ha habido incorporaciones en las voces masculinas, el número es menor.

Se colocarán sillas para el público de cara a un concierto que tendrá una duración de unos 45 minutos. «El programa es un poco diferente de lo que se suele escuchar habitualmente. Queremos meter música de compositores modernos, que sea muy agradable al oído y que al mismo tiempo te haga moverte. Queremos que los integrantes del coro se lo pasen bien cantando y el público también,» avanza Laskurain.

Ni ruido ni reverberación

El escenario de este concierto tiene sus particularidades. Por una parte, está su ubicación en un entorno natural a pocos metros del Santuario de Arrate. «Es un lugar en el que no hay ningún tipo de ruido, y es un sitio muy especial, mirando a Eibar». Pero al mismo tiempo ofrece sus dificultades. «El primer problema es que no podemos llevar un piano, que es a lo que estamos acostumbrados». De ahí que la música pregrabada y los altavoces servirán para un concierto que sonará diferente que en un auditorio convencional. «Por eso el 6 de octubre tenemos previsto otro concierto en la iglesia de Zaldibar en el que vamos a tener reverberación, que se va a acercar más a lo que nos encontraremos en Segovia», señala.

El Orfeón Debabarrena dio sus primeros pasos en el año 2016 como una propuesta para aglutinar a aficionados al canto de todas las localidades del Bajo Deba. Las primeras altas llegaron de Eibar, Elgoibar y Ermua, y posteriormente también llegó representación desde Deba. Sin embargo sigue siendo una formación musical abierta a todas aquellas personas que tengan ganas de cantar. Su medio de contacto es la dirección de correo electrónico dborfeoia@gmail.com.

La primera actuación del Orfeón Debabarrena llegó en la recta final del año 2016 y desde entonces ha continuado con una actividad que alterna lugares de ensayo. Durante los meses del curso la casa de cultura Portalea de Eibar es el centro de reunión, mientras que en verano se aprovechan las instalaciones del palacio Lobiano de Ermua. «Estamos muy agradecidos por todas las facilidades que nos están dando» señala Laskurain. En los agradecimientos incluye también a la parroquia de Arrate, ya que en caso de que el tiempo haga inviable el concierto en la Cruz, los soportales del Santuario ejercerían como plan B a resguardo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos