Josean Alberdi 'Goma' (organizador de las fiestas de Amaña): «Voy a hacer las fiestas para todo el barrio, el pueblo y la comarca»

Fiestas. 'Goma' muestra la portada del programa preparado en su 40 aniversario./FÉLIX MORQUECHO
Fiestas. 'Goma' muestra la portada del programa preparado en su 40 aniversario. / FÉLIX MORQUECHO

Este fin de semana se presentarán oficialmente las fiestas de Amaña, la edición número 40 que prepara la comisión dirigida por 'Goma'

Félix Morquecho
FÉLIX MORQUECHOEIBAR.

El arranque del verano es una concatenación de fiestas en Eibar. Cuando los cuerpos aún se recuperan de los excesos de los Sanjuanes, las fiestas de Amaña ya están a la vuelta de la esquina. Del 6 al 8 de julio, el barrio más populoso de Eibar, vivirá con intensidad sus fiestas en una edición que no es una más. El organizador, Josean Alberdi, 'Goma', cumple 40 años en esa labor y, por eso, ha dado una vuelta de tuerca al programa, que contará con grupos como Doctor Deseo, Willis Drummond, La Frontera y La Guardia, entre otros.

-Organiza las fiestas de Amaña sin vivir en ese barrio. ¿Qué es lo que le une a él?

-Yo me crié en Legarre, al lado de Amaña, y mi cuadrilla era de este barrio. Por eso, he hecho toda mi vida en Amaña y, de hecho, podía haber entrado antes a la comisión de fiestas, pero mira, ya hace 40 años.

-¿Cómo eran las fiestas de Amaña en aquellos años?

-Fíjate, estaban Emilio Toyos, Sabino Iturbe, Mikel Rodríguez, los Andrade... es gente que sale en el programa de mano de este año, con los que hemos estado durante muchísimos años. Pero, al final, unos por trabajo, otros por otros motivos, lo han ido dejando.

-40 años suena redondo, pero ¿había fiestas antes?

-Sí, se hacían en el caserío Artetxa. Algunos dicen que empezarían hace 60 años y, de hecho, yo recuerdo haber ido siendo un niño.

-Pero desde entonces el cambio ha sido enorme.

-En todo. Yo me acuerdo que al principio teníamos que hacer nosotros el tablado para las actuaciones. Un año estaba un grupo tocando y se hundió el escenario. Pero ahora mismo, pasas por las casas y no tiene nada que ver con lo de hace 40 años. Antes, la gente sentía mucho la fiesta, pero hoy en día quitas a la gente de siempre y se nota la falta de ese sentimiento de barrio. Es algo que me da pena, vamos a hacer 40 años de fiestas y hay mucha gente a la que le da igual. La gente mayor, y también una serie de gente más joven, está esperando las fiestas y valora lo que hacemos. Y estoy muy contento con la gente de la calle. Es impresionante cómo me valoran, me pongo a vender rifas y vendo muchísimas, me animan mucho. En Amaña me pongo los viernes, y la que me compra es la gente mayor. Pero yo tengo claro que voy a hacer las fiestas para todo el barrio, para todo el pueblo y para toda la comarca. Creo que he preparado un programa impresionante.

-¿Amaña ha cambiado mucho físicamente en estos años?

-Sí, hemos pasado años muy difíciles con las obras. Ahí se ha roto todo el esquema de fiestas, nos hemos tenido que arreglar con media plaza... pero todos los años hemos hecho grandes cosas. Al final terminaron las obras, y la verdad es que hemos perdido terreno. Antes podían venir los autos de choque y ahora no, pero nos arreglamos muy bien, estamos contentos.

-Habla de ese sentimiento de pertenencia a Amaña, pero estas fiestas siempre han estado muy abiertas a la gente de fuera.

-Sí, sí. En los conciertos hablo con muchísima gente y sé que vienen de Lekeitio, de Mutriku, de Arrasate... de todo el Alto y Bajo Deba. Y durante el año hay gente de fuera que me para para comprarme una rifa, esos detalles son impresionantes.

-Este año también espera que todo Eibar pase por Amaña.

-Yo creo que este año va a venir muchísima gente, porque hemos cambiado algunas cosas para mejorar. Yo tengo mucho que agradecer a todo Eibar, y, por eso, del 28 al 30 de septiembre voy a hacer unos actos en Unzaga. Con un presupuesto de unos 12.000 euros va a haber de todo, será una celebración de estos 40 años.

-No es la primera vez que organiza actos en Unzaga.

-No, con el 25 aniversario lo hice y fue todo un éxito. La gente del pueblo es maravillosa y esa es mi forma de darle las gracias.

-Durante las fiestas el barrio de Amaña vivirá un cambio radical.

-Solo hay que ver todo lo que hay: las barracas, los puestos... Vienen un montón de puestos porque venden en Amaña. Anda mucha gente porque los actos que hay son masivos. Las verbenas ya no tienen tanto tirón, pero durante el día es impresionante la cantidad de gente que anda. Por eso, la tamborrada, esta vez, va a ser durante el día, a las siete de la tarde, y, luego a la noche, tendremos el concierto. Hay actos muy bonitos para que la gente venga el viernes, el sábado y el domingo.

-¿Hace falta retocar mucho el programa?

-Siempre hay que ajustar cosas y que nos encajen en nuestros números. Este año, las fiestas van a tener un presupuesto de 75.000 euros, que no es nada fácil. Me he propuesto que el 40 aniversario se celebre con actos muy bonitos y lo estoy peleando día a día. Eso se refleja en el programa de mano que ha preparado José Luis Gorostegi, que ha hecho una revista muy bonita, y yo he hecho el trabajo de buscar publicidad. Tengo que agradecer el apoyo que he tenido también con los anunciantes, que se han volcado con el 40 aniversario.

-¿Qué mensaje le lanzaría a la gente de Amaña?

-Les diría que disfruten los tres días. La gente de siempre de Amaña siempre ha estado conmigo, y quiero que sigan confiando en mí. Y, además de la gente del barrio, quiero invitar a todo el pueblo de Eibar y a toda la comarca a que disfruten de nuestras fiestas. Y otra cosa importante, a ver si nos animamos todos a ponernos el pañuelo de fiestas, que este año es del 40 aniversario.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos