Ares lleva al fiscal los gritos contra la Ertzaintza en la marcha por Cabacas

El consejero de Interior anuncia que remitirá a Calparsoro el atestado de la manifestación del pasado sábado en Bilbao

J. ARTOLASAN SEBASTIÁN.

El consejero de Interior, Rodolfo Ares, mantuvo ayer una conversación telefónica con el fiscal superior del País Vasco, Juan Calparsoro, en la que le avanzó su intención de remitirme el atestado de la manifestación celebrada el pasado sábado en Bilbao, por si los gritos injuriosos contra la Ertzaintza proferidos en el transcurso de la misma pudieran ser constitutivos de delito. Además, el Departamento ha decidido abrir expediente de aplicación de la Ley de Seguridad Ciudadana a los convocantes de esta marcha. «No voy a tolerar que se tache de asesina a nuestra Policía», aseguró Ares en un comunicado en el que reveló el contacto con el responsable del ministerio público.

El consejero mostró en el comunicado su «indignación» por la «campaña que han orquestado algunos para desprestigiar a la Er-tzaintza». «No voy a tolerar que nadie ponga en cuestión el buen nombre de la Ertzaintza y de sus profesionales. No voy a tolerar que se tache de asesina a la Ertzaintza, cuyos agentes han demostrado su profesionalidad a lo largo de treinta años en los que han tenido que trabajar con mucho esfuerzo y sacrificio para defender la seguridad y la libertad de la sociedad vasca», indicó. Ares expresó que «este tipo de injurias resultan especialmente ofensivas para los agentes que perdieron la vida en el combate con el terrorismo». Los manifestantes lanzaron el sábado gritos como «Ares dimisión», «policía asesina» y exhibieron carteles en los que se podía leer «no fue un accidente».

Cabacas, que tenía 28 años y era natural de Basauri, resultó herido mortalmente el pasado día 5 al término del encuentro del Athletic contra el Schalke 04 en San Mamés. El hincha se encontraba con unos amigos festejando el pase a la semifinal de la Europa League junto a la herriko taberna de María Díaz de Haro cuando unos incidentes dieron pie a la intervención de la Ertzaintza. Una pelota de goma le provocó una fractura craneal.

«Han dictado sentencia»

Ares denunció que «algunos se han aprovechado de esta tragedia por motivos claramente políticos para someter a la Ertzaintza a un juicio público, sin derecho a defensa, y han dictado sentencia». En este sentido, indicó que «para aquellos a los que les encantaría que no existiera la Policía para impedirles que pudieran imponer su 'ley', la Ertzaintza es culpable siempre».

Advirtió de que «este tipo de campañas orquestadas dan alas a los violentos que pretenden utilizar cualquier excusa para alterar la normal convivencia provocando altercados e incidentes de orden público». Asimismo, reiteró que es «inadmisible que algunos de quienes precisamente han amparado y justificado la violencia terrorista durante décadas hayan tenido la desfachatez de afirmar que existe una violencia policial planificada para frustrar las esperanzas de paz de la sociedad vasca».

El consejero, que compareció el pasado día 12 ante el Parlamento Vasco para explicar los hechos, ha lamentado la muerte de Cabacas y ha pedido perdón a su familia y allegados. Además, ha manifestado que asume «toda la responsabilidad política», en el sentido de ponerse a disposición de la jueza que lleva el caso, además de remarcar que «investigar hasta el final es la mejor forma de evitar tragedias».

Se da la circunstancia de que el fiscal Calparsoro, al que Ares va a remitir el atestado de la marcha, calificó el pasado día 12 de «absolutamente intolerable» que la muerte del aficionado del Athletic se produjera por el impacto de una pelota de goma de la Ertzaintza. Aseguró que los hechos merecen una «investigación seria». «Al existir una muerte violenta, la investigación judicial y de la fiscalía va dirigida a determinar un posible delito de homicidio por imprudencia», agregó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos