El Supremo considera legal difundir ideas nazis si no incitan a la violencia

MELCHOR SÁIZ-PARDOMADRID.

El Tribunal Supremo considera legal difundir ideas abiertamente nazis, racistas u homófobas siempre que no se incite con ellas a la violencia o a crear un «clima de hostilidad» contra esos colectivos que pueda «concretarse» en actos violentos. La Sala de lo Penal del alto tribunal, en una sentencia conocida ayer, absuelve a los cuatro responsables de la librería Kalki de Barcelona y de Ediciones Nueva República que fueron condenados por la Audiencia de Barcelona a tres años y medio de prisión por los delitos de difusión de ideas genocidas y contra los derechos y libertades, además de asociación ilícita.

Según la nueva doctrina del Supremo, no pueden perseguirse penalmente ideas como las que distribuían en sus publicaciones los ahora absueltos tales, entre ellas: lamentar que los nazis no acabaran con todos los judíos, defender la inferioridad racial de «moros» y «negros», y la necesidad de la «higiene racial», o tachar a los homosexuales de «enfermos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos