McDonald's pide disculpas por un cartel contra gitanos y rumanos colocado en un local de Euskadi

Imagen del cartel colocado en el vestuario del establecimiento de McDonald's
Imagen del cartel colocado en el vestuario del establecimiento de McDonald's

El aviso, en el que se alertaba de supuestos timos cometidos, ha sido denunciado ante el Parlamento vasco por Ezker Anitza-IU y el Secretariado Gitano ha pedido que se investigue

O. B. DE OTÁLORA

La cadena de restaurantes McDonald's ha pedido disculpas por la colocación de un cartel en uno de sus locales del País Vasco en el que pedía a sus empleados que no atendieran a gitanos y rumanos por entender que podían timar a los trabajadores. Este documento estaba colgado en la zona de vestuario y había sido expuesto por un responsable que, según los portavoces de la empresa, ha sido amonestado al tiempo que su indicación ha sido retirada. Mientras tanto, Ezker Anitza-IU ha enviado una denuncia al Parlamento vasco para que se investigue la posible discriminación y el Secretariado Gitano también ha pedido que actúe la Justicia.

El asunto estalló en las redes sociales hace unos días, cuando un usuario difundió una foto del texto, lo que provocó reacciones de todo tipo entre los internautas. Aunque en un principio el cartel fue retirado de los foros, posteriormente volvió a divulgarse. En el escrito se pedía de forma expresa «no atender ni a gitanos ni a rumanos» y se aseguraba que la decisión se adoptaba por el hecho de que, presuntamente, algunas personas habían timado a los trabajadores con el truco del 'falso cambio'. Este procedimiento consiste en pagar con un billete de alto valor una pequeña cuantía y, posteriormente, cuando ya se tiene el cambio, ofrecer un billete inferior y en la discusión quedarse con el cambio y el papel moneda más caro. En el texto, además, se pedía a los empleados que avisaran a la Ertzaintza si los supuestos estafadores adoptaban una actitud amenazante.

«Condena tajante»

Tras la discusión en las redes sociales, Ezker Anitza-IU presentó el miércoles una pregunta en el Parlamento vasco para que el Gobierno vasco investigue la supuesta discriminación en el restaurante. De la misma manera, el Secretariado Gitano y las asociaciones de rumanos de España han pedido que se estudie la posibilidad de presentar una denuncia por un presunto delito de odio.

En declaraciones a este periódico, los portavoces de McDonald's en España han insistido en que se trata de una decisión «personal» de un trabajador que no obedece a ninguna instrucción de la compañía. Asimismo, afirman que el encargado de la colocación del cartel ha sido amonestado. La cadena muestra su «rechazo y condena tajante» a cualquier «comportamiento discriminatorio por razones de sexo, raza, religión o creencias». «Lamentamos profundamente esta situación y pedimos disculpas a cuantas personas haya podido ofender. Asimismo, queremos reafirmar que somos una compañía firmemente comprometida con la igualdad y la diversidad como hemos demostrado en nuestra trayectoria de más de 35 años en nuestro país, fomentando activamente un ambiente de respeto e inclusión en todos nuestros restaurantes y entre nuestros empleados», concluyen.

Fotos

Vídeos