Chrysallis pide un plan urgente de formación sobre transexualidad

El pasado sábado Ondarroa recordó a Ekai/F. Gómez
El pasado sábado Ondarroa recordó a Ekai / F. Gómez

La Asociación de Familias de Menores Transexuales reclama un programa en los centros escolares que incluya al profesorado, padres y alumnado

A. LERATE

La Asociación de Familias de Menores Transexuales-Chrysallis Euskal Herria reclama al Departamento de Educación del Gobierno Vasco la puesta en marcha con carácter de urgencia de un plan de formación integral en los centros escolares sobre transexualidad infantil y juvenil. Considera necesario proporcionar, en el acompañamiento a chicas y chicos en situación de transexualidad, un plan de formación integral que incluya al profesorado, a los padres y al alumnado, realizado de manera coordinada por profesionales de la sexología con conocimiento específico sobre la materia.

En un comunicado, la asociación se refiere al suicidio la pasada semana de Ekai, un adolescente transexual de 16 años, en Ondarroa, para destacar que sus compañeros y profesores del instituto aceptaron su identidad sexual desde que él lo comunicó en el centro y le llamaron por el nombre que él decidió. Así, en todos los documentos del centro se cambió su nombre anterior y se puso Ekai, y el profesorado del centro trabajó en las aulas sobre la comprensión de la transexualidad con materiales didácticos y la asesoría tanto de Chrysallis como del servicio Berdindu del Gobierno Vasco.

La asociación considera que el plan debe ser garantizado por Educación y Politíca Familiar

La asociación señala que la propia madre de Ekai ha dicho que en el instituto aceptaron a su hijo y le trataron bien «desde el primer minuto». No obstante, la formación específica con el profesorado todavía no se había realizado, ya que está programada para el próximo mes de marzo, y será impartida desde el servicio Berdindu del Gobierno Vasco.

Chrysallis pretende que con el plan de formación toda la comunidad escolar pueda comprender la realidad de la transexualidad y así poder respetarla, y considera que el mismo debe ser garantizado desde los departamentos de Educación y de Política Familiar del Gobierno Vasco.

Al tener conocimiento del suicidio de Ekai la asociación señaló que «nos queda la sensación de fracaso, de no haber estado a la altura, de no haber sabido adelantarnos a los acontecimientos. Nos queda la rabia y una tremenda impotencia, pero también la necesidad de seguir luchando. La trágica noticia llegó solo unos días después de que representantes de Chrysallis compareciesen ante la comisión de Derechos Humanos e Igualdad del Parlamento de Vitoria para presentar los cambios que proponen a la ley vasca de no discriminación por motivos de identidad de género y de reconocimiento de los derechos de las personas transexuales, promulgada en 2012 y que «se ha quedado «muy desfasada».

Noticias relacionadas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos