Diario Vasco

Identificado un hombre como el posible autor de los incendios de motos en Donostia

  • El acusado estaba siendo investigado por la Ertzaintza y por la Policía local como sospechoso de participar en varios de los incendios de motocicletas ocurridos últimamente en la ciudad

La Ertzaintza y la Policía local de San Sebastián han identificado a un hombre de 44 años presunto autor de un intento de incendio de varias motocicletas estacionadas en el Centro de la capital guipuzcoana el pasado día 20.

Según ha informado el departamento vasco de Seguridad, el implicado, que fue sorprendido 'in fraganti' cuando supuestamente se disponía a incendiar varias motocicletas, estaba siendo investigado por la Ertzaintza y por la Policía local como sospechoso de participar en varios de los incendios de motocicletas ocurridos últimamente en la ciudad.

Los incendios intencionados de motocicletas aparcadas en diferentes calles de la capital guipuzcoana comenzaron el pasado 19 de abril. En total, hasta la fecha han sido seis los fuegos consumados que se han producido en el Centro, en la Parte Vieja y en los barrios de Gros y Amara. El último, el pasado 6 de septiembre, en en Gros.

En la mayoría de los casos, los fuegos se iniciaban en las ruedas o en el cofre de plástico de una de las motos y se extendían después al resto de los vehículos.

Las investigaciones practicadas por la Ertzaintza y la Policía municipal durante este tiempo se han centrado en un individuo, cuya presencia había sido detectada en varias ocasiones en las proximidades de los incendios.

La noche del pasado martes agentes no uniformados de la Ertzaintza observaron la presencia del sospechoso junto a varias motocicletas estacionadas en la calle Urdaneta, que habría movido para aproximarlas y una de las cuales tenía un papel enrollado en el manillar.

Los agentes le localizaron encima una caja grande de cerillas por lo que, ante las evidencias, procedían a la apertura de las correspondientes diligencias para su puesta a disposición judicial.

El sospechoso, que cuenta con un historial delictivo que incluye 27 detenciones anteriores, ha sido puesto ya a disposición judicial mientras Ertzaintza y Guardia Urbana continúan las investigaciones para acreditar su participación en el resto de los incendios.

Los otros casos

La oleada de ataques comenzó el pasado 18 de abril, cuando ardieron seis motos en la Parte Vieja donostiarra, en una zona próxima a la basílica de Santa María. El 11 de mayo cinco motocicletas y un coche quedaron calcinados en la calle Azpeitia, en el barrio de Amara. Otros tres turismos sufrieron diversos daños por el fuego, que dejó a la calle sin suministro eléctrico.

Tanto en estos casos como en los ocurridos en Gros, la virulencia de las llamas y la rapidez con la que se extendieron abonan la tesis de los investigadores de que alguien utilizó una sustancia acelerante para avivar el fuego.

En el caso de julio, fueron dos los puntos en los que ardieron un total de siete motos. Los bomberos informaron que una moto fue quemada en la calle Claudio Delgado hacia las 3.40 horas, mientras que unos minutos después fue en la calle José María Soroa (mismo escenario que el incendio de hoy) donde una motocicleta ardió y cinco más que estaban al lado también sufrieron las consecuencias.

En agosto, en cambio, un total de trece motos se vieron afectadas. El incendio se produjo entre la calle Marino Tabuyo y José María Soroa, y los bomberos acudieron hacia las 6.20 horas. En aquella ocasión, además, un vehículo se vio afectado.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate