Diario Vasco

Vitoria recuerda a Francisco González 34 años después de su asesinato por ETA

  • «A los que lo hicieron nunca jamás los perdonaré», confiesa la viuda del policía nacional muerto

El Ayuntamiento de Vitoria ha rendido este martes homenaje al policía nacional Francisco González Ruiz con motivo del trigésimo cuarto aniversario de su asesinato en un atentado perpetrado por ETA con un coche-bomba.

El acto se ha celebrado en el salón de recepciones del consistorio vitoriano y ha contado con la presencia de la viuda de la víctima, Paqui, y de la hermana de ésta, Laura, así como de representantes de toda la corporación encabezados por el alcalde, Gorka Urtaran (PNV).

Paqui ha recordado entre lágrimas la "pena, llanto, tristeza y desolación" que sintió cuando en 1982 le comunicaron la muerte de su marido, que entonces tenía 23 años (ella tenía 21) y apenas llevaban tres meses casados.

"Me lo han matado, me lo han matado", se lamentaba entonces la viuda, que tras el asesinato de su marido regresó a Granada y abandonó Euskadi "odiando, sufriendo y sin entender por qué" Paco había muerto a manos de "unos desalmados que nos rompieron el alma a mí, a sus padres, hermanos, amigos y a tantos otros que como él les había sucedido lo mismo".

Un asesinato sin esclarecer

"A los que lo hicieron nunca jamás los perdonaré", ha confesado Paqui, que no "renuncia a poder ver las caras" de los asesinos, aunque este atentado no se ha esclarecido y por tanto "no hubo justicia para Paco".

Ha explicado que cada día piensa en si los terroristas tienen familia y amigos y si sufren por ellos cuando éstos mueren o están enfermos y se pregunta "cómo es posible entonces quitar la vida de los demás sin pensar el daño tan grande que hacen". "¿Será esa gente feliz?", ha planteado.

Paqui ha agradecido el homenaje del Ayuntamiento porque le ha ayudado a "borrar los fantasmas del pasado" y ha expresado su agradecimiento a los vascos que se acuerdan de las víctimas de ETA y trabajan "para que esto no vuelva a suceder".

"Ahora con el paso del tiempo comprendo que no todo en esta tierra merece mi sentimiento de rechazo. Sé que también os tocó lidiar con esa lacra de asesinos", ha constatado.

El alcalde por su parte ha transmitido a Paqui y a su hermana el "cariño y cercanía" de los grupos municipales y de los vitorianos, y ha explicado que este homenaje "sencillo pero sincero" pretende precisamente hacer que se sientan acompañadas. "Siempre estaremos con vosotras (las víctimas)", ha proclamado Urtaran, quien ha defendido que para consolidar la paz es necesario tener presentes a las víctimas.

El alcalde ha entregado a los familiares de Francisco González Ruiz una placa conmemorativa de este homenaje y posteriormente la corporación ha colocado un ramo de flores en la confluencia de la calle Los Astrónomos y la avenida Santiago, lugar donde hace 34 años ETA lo asesinó haciendo explotar un coche-bomba al paso de un convoy de la Policía Nacional.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate